Foto Agustín Millán

La nueva Economía del Envejecimiento ha puesto de manifiesto, una vez que los economistas se han ocupado de la realidad de los senior, una vocación que hasta hace muy poco correspondía sólo al personal del sector sociosanitario, que pese a la imagen de vulnerabilidad que siempre rodea a los mayores, lo cierto es que en España, y en el mundo, el poder, el talento y el dinero está en este sector de población.

Bajo esa misma perspectiva, en cada convocatoria electoral se prevé la revolución de los senior: Nueve millones de personas de más de 65 años en España tienen peso suficiente para decidir el próximo Gobierno de la nación.

 

Uno de cada cuatro españoles

Los senior representan uno de cada cuatro españoles y, más importante de cara a las campañas electorales, uno de cada tres votantes, según datos del censo electoral para las últimas elecciones generales, celebradas en junio de 2016.

Los senior representan uno de cada cuatro españoles

En esta última legislatura además, las movilizaciones en toda España por las pensiones, pero especialmente en Bilbao, ha puesto de manifiesto una auténtica revolución senior.

Los mayores no sólo son un grupo a considerar por sus dimensiones de cara a captar votos. También son, en proporción, los más fieles con las citas electorales. La tasa de abstención, según recuerdo de voto, ronda el 10%. Se sitúa así a casi 20 puntos de distancia de los votantes más jóvenes, los de entre 18 y 24 años. Son datos de la última encuesta postelectoral de elecciones generales que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizó un mes después de la cita electoral, de los cuales se concluye que a más edad, menos abstención.

 

¿A quién votan?

También según el recuerdo de voto, el 36% de las papeletas de los mayores de 65 años fueron del Partido Popular. Elevado al total del censo sumarían no menos de 3.252.581 votantes, algo más del 40% del total de su electorado. Y podrían ser bastantes más, ya que un elevado 19% de los encuestados en este grupo de edad no respondió.

El PSOE se hizo con el 25,8% y un 19,4% se repartió entre los demás partidos. La suma bipartidista supera el 60% de los votos a nivel nacional.

Los partidos, sin embargo, quizá porque interpretan con estos datos que el voto de los mayores es más fiel e inamovible, dedican poco espacio en sus campañas a los senior.

Pero quizá sorprendan el próximo 28 de abril. O no.

3 Comentarios

  1. Ojalá en sus asociaciones decidieran empujar a votar a ERC, estaría bien que se diera la circunstancia de que los periodistas que tapan todo y tergiversan la realidad, tuvieran que explicar el porqué de tanto voto a ERC dentro y fuera de Cataluña, me gustaría ver en las tertulias qué se inventarían. Seguro que el rey y el PP y el PSOE y los demás también lo explicarían muy bien, a ver que decían para ocultar el hartazgo de la gente. Es una muy buena opción.

  2. Yo que ellos votaria a erc son a los que mas a engañado estos políticos falsos y que estén comiendo a costa del pueblo estos sinvergüenzas y todo con el consentimiento del rey padre y del rey actual que tienen la constitución pisoteada entre todos y encima nos quieren hacer creer que van por lo legal no se como no les da vergüenza ni de salir en la tele . Taparos la cara como los violadores que violais la constitución a diario

  3. Los mayores tienen mucho que decir y decidir. Pero, además, en manos de las mujeres, quizás por primera vez en la historia, está la posibilidad de que con sus votos, empatía e inteligencia pueda evitarse el desastre que sería la entrada del trifachito en nuestras instituciones. Si los partidos de derechas gobernasen, toda la sociedad sufriría un gran retroceso y pérdida de derechos conseguidos por nuestros mayores, con mucho esfuerzo y sufrimiento. Pero, atención, las mujeres serían las más afectadas por las formas y medidas medievales o peores, que querrán tomar estos machistas, fascistas franquistas. Las mujeres tienen en sus manos, votos, la fuerza para evitar que el pasado vuelva en forma de decretos, leyes, normativas de estos sinvergüenzas medievales caciques que sólo codician conservar sus privilegios y sinecuras, sin importarles las consecuencias injustas, indignas, innecesarias, para todos los demás. Yo, confío en ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here