Una iniciativa pionera con vocación internacional e iberoamericana ha surgido recientemente en el ámbito cultural en España. La apertura en A Coruña de las instalaciones de la  «Residencia Literaria 1863»,  que combina su doble faceta de residencia de escritores y centro de gestión cultural, permite contar en España con un nuevo espacio creativo de referencia internacional. Tanto en Europa como en países como Canadá o Japón existen centros similares que acogen a escritores para apoyar su creatividad y a su vez promueven intercambios con otros centros similares además de organizar una amplia gama de actividades culturales anexas. En España y en el marco iberoamericano y lusófono solo han existido en este ámbito con anterioridad  – lamentablemente – iniciativas dispersas y  breves en el tiempo. Este dato  confiere si cabe mayor interés a esta iniciativa que mediante convenios y acuerdos con entidades culturales extranjeras de objetivos homólogos establece programas de bolsas de creación de un mes de duración y estancia. El intercambio de experiencias y el conocimiento de realidades culturales diversas es también otra de las finalidades de esta innovadora instalación.

Esta propuesta esta avalada por la presencia en A Coruña estos últimos meses de literatos con un reconocimiento internacional de primer nivel. El chileno Raul Zurita, premio nacional de poesía en Chile y premio iberoamericano «Pablo Neruda» o el georgiano Iva Pezuashvili, nominado al Premio de Literatura de la Unión Europea, son algunos de los primeros autores que han desarrollado su creatividad durante su respectivo mes de estancia en las instalaciones de este centro cultural. En apenas un año de funcionamiento la «Residencia Literaria 1863» ya se ha consolidado como un prestigioso centro de referencia consiguiendo alcanzar un lugar destacado en los circuitos culturales europeos e iberoamericanos por su profesionalidad y compromiso.

Ni el emplazamiento de la «Residencia Literaria 1863» situada en una de las calles del centro histórico de la ciudad más vinculadas a la literatura y la cultura gallegas, ni el nombre – 1863 es la fecha iniciatica de la literatura galaica contemporánea con la publicación de la obra de Rosalia de Castro «Cantares Gallegos» – han sido sin duda fruto del azar. Existe una voluntad de impulsar los intercambios y las visitas de trabajo de escritores y literatos de diversos países y regiones del mundo para apoyar la creación literaria y el intercambio de experiencias. Este objetivo, en el que habitualmente están implicados en nuestro entorno  la sociedad civil a través de fundaciones y centros culturales independientes asi como las políticas publicas de gestion cultural de gobiernos como por ejemplo los escandinavos y de Francia o Alemania – el pais germano a través de programas asociados al «Instituto Goethe» – hasta la fecha no había sido desarrollado con éxito en España. Sorprende agradablemente que desde el ámbito de una cultura situada en la periferia geográfica del estado español y del continente europeo surja, fuertemente vinculada a la lengua y literatura gallegas, esta idea que abre amplias ventanas al mundo.

La emergencia mundial del Covid19 que ha golpeado en estos meses al mundo de la cultura también ha afectado, como no podía ser de otro modo en los tiempos del confinamiento, a este centro cultural ligado a los ámbitos y circuitos culturales internacionales. El Ministerio de Cultura español asi como la Conselleria de Cultura de la Xunta de Galicia deberían tomar buena nota de la necesidad de respaldar y apoyar  – especialmente en estos momentos tan complejos – a la creación y las iniciativas culturares que nos vinculan a Europa e Iberoamerica. En este sentido parece obligado tomar medidas efectivas para que este prometedor proyecto que coloca a la gestion cultural en España y Galicia en la escena internacional tenga el apoyo preciso para proseguir construyendo solidos puentes con el exterior.

Hay que reconocer igualmente la valentía y compromiso mostrado por la acreditada poeta Yolanda Castaño al impulsar – sin apoyos institucionales –  este centro de creación y difusión cultural en base a su experiencia en instalaciones similares y  bolsas de creación artistica en el extranjero. Con una amplia y vanguardista producción literaria entre la que destacan los  poemarios «Elevar as pálpebras» («Elevar los párpados») y «Profundidade de campo» («Profundidad de campo»), ambos galardonados con multiples premios y distinciones, la autora se situa entre las voces principales de la literatura gallega contemporanea aclamada unánimemente por la critica especializada tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. La perspectiva inusual y de sensibilidad extrema de su poesía ha contribuido a convertirla en una de las escritoras de referencia en lengua gallega y entre las mas traducidas  en la actualidad. En este sentido destaca junto a las versiones inglesa y castellana, plenamente fieles al original ya que son obra de la misma autora, la brillante traducción al aleman de sus poemarios gracias a la apreciada escritora y excepcional traductora Heidi Kuhn-Bode recientemente fallecida.

La poeta albanesa Mimoza Ahmeti a mediados de los años ochenta y tras la publicación de «Sidomos neser» («Especialmente mañana») que daba continuidad a su primera obra «Behu i bukur» («Hazte hermoso»)  – que rompieron los rígidos moldes de la literatura balcánica de la epoca con poemarios influidos por la sensualidad y el simbolismo – fue convocada por las autoridades comunistas y se le prohibió publicar en libros o revistas a no ser que regresase al canon oficial similar en gran medida, por anodino y gris, al de sus vecinos búlgaros, yugoeslavos o rumanos. Cuenta la leyenda que escuche de sus devotos admiradores en Tirana, la capital albanesa, tras conocer a Ahmeti que ante la amenaza de prohibición de publicar en imprentas estatales – muerte literaria en un país donde no existían publicaciones privadas de ninguna índole – la entonces aun adolescente Mimoza le contestó a los funcionarios del Ministerio de Cultura: «Podéis quedaros con vuestras aburridas revistas y libros. Yo tengo un paquete de tizas y todas las paredes de Albania para escribir mis poesías».

De hecho, las poesías de Ahmeti aparecían de forma recurrente en los muros de las facultades universitarias y del teatro nacional albanés. Confiemos en que las instituciones y autoridades españolas y gallegas tengan un poco mas de visión que las albanesas en su día y no permitan se apague la luz y la voz de la cultura dando apoyos a  iniciativas tan necesarias y bienvenidas como la de la poeta gallega Yolanda Castaño que movida por su intenso amor a las letras y las artes ha impulsado la creación de la «Residencia Literaria 1863».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre