Madrid siempre se ha caracterizado por ser una región abierta y solidaria, con la capacidad de ayudar y acoger a los que más lo necesitan. Con motivo de la celebración del Día Mundial del Refugiado, la fachada principal de la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, se tiñó anoche de color azul.

Tras la llegada a España de los inmigrantes del buque Aquarius, el Gobierno regional se ha comprometido a convocar la Mesa de Seguimiento en la Oficina de Atención al Refugiado de la Comunidad de Madríd.

La Oficina de de Atención al Refugiado depende de la Consejería de Políticas Sociales y Familia. Fue creada con la intención de poder coordinar todas las acciones de acogida de los refugiados, en colaboración con las instituciones del Estado, las Administraciones locales y las ONG que trabajan en el Programa de Acogida y están especializadas en asilo y refugio.

Allí, estarán presentes la Federación de Municipios de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, entre otras administraciones, cuando el Gobierno proceda a la distribución de los 629 inmigrantes que han llegado a bordo de ese barco. El objetivo es coordinar todas las acciones relativas a garantizarles unas condiciones de vida dignas, como anunció el presidente autonómico, Ángel Garrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 4 =