Quiebra Thomas Cook, el mayor turoperador del Reino Unido, con 178 años de historia. Su bancarrota supone el mayor esfuerzo de repatriación de la historia en tiempos de paz. La Autoridad de Aviación Civil (CAA) confirmó la suspensión de pagos  o declaración de insolvencia (la llamada “liquidación obligatoria” en Reino Unido), tras haber fracasado las negociaciones de emergencia  entre su principal accionista, el grupo chino Fosun, los acreedores y el Gobierno británico.

Para su salvación, se requería una inyección de capital de 225 millones de libras, que se sumarian a los 900 que recibió en agosto.

El turoperador británico empleaba a 22.000 personas, sólo 9.000 en el Reino Unido y tiene actualmente a 150.000 turistas de ese país de vacaciones en el extranjero. El total de viajeros afectados podría ascender a 600.000 turistas.

La quiebra de la empresa de viajes más antigua del mundo, Thomas Cook, ha desatado un auténtico pánico entre los turista del ingleses en nuestro país.

La compañía emitió un comunicado a través de Twitter: “Lamentamos anunciar que Thomas Cook ha dejado de operar con efecto inmediato. Por favor visita http://thomascook.caa.co.uk para más consejos e información. Thomas Cook

https://twitter.com/ThomasCookUK/status/1175953082238275585?s=20

La ‘liquidación obligatoria’ supone el fin de una de las empresas más antiguas de Reino Unido. Fundada en 1841, cuando realizaba excusiones locales en los primeros trenes a vapor de la historia. Tras las dos guerras mundiales se convirtió en pionera en los paquetes de vacaciones y en el turismo de masas.

“Todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen vuelos y vacaciones, han sido canceladas”, apuntó la autoridad civil en la nota. Por ello, “el Gobierno y la Autoridad de Aviación Civil están trabajando juntos para hacer todo lo posible para apoyar a los pasajeros que vuelan de regreso al Reino Unido con Thomas Cook entre el 23 de septiembre de 2019 y el 6 de octubre de 2019. Dependiendo de su ubicación, los vuelos serán operados por la propia autoridad o bien se distribuirá a los clientes en vuelos de otras aerolíneas”, según el comunicado oficial.

Thomas Cook presentó un plan de reestructuración, en el que la china Fosun tomaría el control del turoperador, mientras que sus acreedores (los bancos RBS, Barclays y Lloyds) asumirían el control de su compañía aérea.

Los 900 millones de libras (1.020 millones de euros, 1.120 millones de dólares) comprometidos en agosto por las partes no fueron suficientes. La compañía necesitaba otros 200 millones de libras (unos 227 millones de euros, 250 millones de dólares) para continuar con sus actividades, dinero que finalmente no llegó.

En una nota, el Gobierno británico señaló que ante “el colapso de Thomas Cook y el cancelamiento de todos sus vuelos”, las autoridades habían “contratado docenas de aviones chárter para permitir el vuelo de esos pasajeros sin costo adicional”.

“Todos los pasajeros actualmente en el exterior con Thomas Cook y que tenían reservas para retornar al Reino Unido en las próximas dos semanas, serán traídos a casa en fecha tan próxima a sus reservas como sea posible”, señala la nota del Gobierno británico.

Ministerio Industria España

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, en funciones, Reyes Maroto ha confirmado este lunes que el Gobierno británico “ha garantizado que está activado un plan de contingencia que repatriará a los españoles afectados por la suspensión de pagos y el cese de las operaciones decretados en el grupo de viajes Thomas Cook”. Maroto también ha señalado que “la responsabilidad de esa repatriación compete al Gobierno británico” y ha pedido “tranquilidad a todos los turistas afectados”.

La ministra ha admitido, que el viernes pasado “ya les llegó una alerta sobre la situación de esta empresa con 178 años de historia y que emplea a 22.000 personas (9.000 en el Reino Unido)”.

La ministra ha comentado que “se puso a trabajar de inmediato con los hoteleros españoles para analizar el impacto tan negativo que sobre el turismo español puede tener la quiebra de esta compañía británica” y ha asegurado que “se van a fletar aviones para el regreso de los turistas”.

Para Maroto, “la responsabilidad de su departamento es exigir que el plan de contingencias se cumpla y todo el mundo pueda volver a sus casas”.

La ministra ha asegurado que “en estos momentos tratan de cuantificar el número de afectados españoles”. En breve se reunirá con las comunidades autónomas afectadas para “analizar el problema y crear una hoja de ruta para dar soluciones”, por la quiebra de Thomas Cook.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre