La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen acaba de acusar a China de liderar una serie de ataques cibernéticos contra hospitales en Europa durante el brote de COVID-19. En su intervención, anunció que “la UE no tolerará esta actividad maliciosa”.

Estas acusaciones fueron realizadas en el cierre de la cumbre UE-China, en la que estuvieron presentes tanto la presidenta de la Comisión Europea como el presidente del Consejo, Charles Michel. Por parte de China el primer ministro Li Kequiang y el presidente Xi Jinping participaron mediante videoconferencia.

Ciberataques en hospitales

“Hemos visto ciberataques en hospitales y centros informáticos” señaló Von der Leyen, señalando al primer ministro Li y al presidente Xi que tales ataques, junto a la campaña de desinformación proveniente de China en Europa “son intolerables”.

Advertencia de la OTAN y la UE

A principios del mes de junio, los miembros de la alianza de la OTAN emitieron un comunicado condenando “actividades cibernéticas desestabilizadoras y maliciosas dirigidas contra aquellos cuyo trabajo es crítico para la respuesta contra la pandemia, incluidos los servicios de salud, hospitales e institutos de investigación”.

Fue Josep Borrell quien dió la voz de alerta, sin embargo ni la Comisión ni la OTAN identificaron en ese momento a la víctima ni al autor de los ataques que se denunciaron.

Ha habido intentos de ciberataques de gran magnitud en República Checa, Australia, París, Reino Unido, incluso la propia OMS.

Desinformación proveniente de China

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourová, se ha mostrado satisfecha de haber nombrado explícitamente a China en su informe: “por primera vez, hemos decidido nombrar a China en nuestro informe. Me alegro de haber hecho porque si tenemos evidencias, debemos decirlo”. “Es hora de decir la verdad”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre