La Policía Nacional investiga al asesino confeso de Marta Calvo por otras dos muertes después de que los agentes de la Policía Nacional hayan detectado los fallecimientos de dos mujeres que ejercían la prostitución en Valencia y que en un principio parecía de manera accidental, tras mantener relaciones sexuales con consumo de cocaína.

La Guardia Civil y Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira, que lleva la causa de Marta Calvo, no han solicitado, de momento, a los juzgados de València que investigan esos dos casos, las diligencias acumuladas hasta ahora. La Policía Nacional sí se interesó horas antes de que el acusado del crimen de Marta Calvo, Jorge Ignacio P. J., decidiera entregarse de madrugada en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent.

La primera mujer muerta, la brasileña Arliene, de 32 años, tuvo, al parecer, un encuentro con Jorge Ignacio P. J. de madrugada, en marzo de este año, en un piso del distrito de Russafa donde la joven y dos amigas ejercían la prostitución.

El asesino confeso de Marta Calvo permaneció más de una hora con la mujer y salió apresuradamente del piso sin decir nada.

En la habitación que había ocupado con Arliene, la Policía Científica recuperó restos de cocaína, así como de otras sustancias que fueron analizadas con el fin de localizar alguna sustancia que pudiera haber provocado a la mujer una parada cardiorrespiratoria.

Dos meses y medio más tarde otra joven que ejercía la prostitución en una casa de citas de València, moría de idéntica manera: en una aparente sobredosis de cocaína después de mantener relaciones sexuales con un cliente, aún no identificado, que se fue de la casa. Ahora, investigan si ese cliente era Jorge P. J.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − trece =