Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la oficina en Madrid de la Drug Enforcement Administration (DEA), la Dirección Antinarcóticos de Colombia y la coordinación de EUROPOL, han intervenido 1.000 kilos de cocaína y 1.550.000 euros en una investigación contra la mafia albanesa en España. En esta operación, que ha sido dirigida por la Fiscalía Especial Antidroga de la Audiencia Nacional, han sido detenidas cinco personas.

La organización introducía por vía aérea grandes cantidades de cocaína procedentes de Colombia y utilizaba a un grupo de delincuentes españoles, conocedores del “mundo de la noche”, para su distribución. La droga era trasladada en maletas negras de gran capacidad y simulaban ser un servicio contratado exclusivamente para el transporte.

Las fuerzas de seguridad española habían empezado a vigilar al grupo desde el pasado noviembre. Tras varias gestiones los agentes tuvieron conocimiento de una organización criminal de súbditos albaneses afincados en España que introducían grandes cantidades de cocaína procedente de Colombia a través de vuelos chárter.

Los investigadores de la Policía Nacional detectaron un envío de cocaína que se encontraba almacenado en Madrid para su posterior distribución. El estupefaciente estaba oculto en maletas negras de gran capacidad que eran transportadas como si se tratase de un servicio “ad hoc” contratado para el traslado, ocultando la droga en su interior.

El operativo culminó con la detención en Madrid de dos súbditos albaneses, el máximo responsable y su persona de confianza, y de dos ciudadanos españoles, con múltiples antecedentes policiales, que iban a asumir las labores de logística, recogida y transporte de la droga. También se ha detenido al líder de la organización proveedora de la sustancia estupefaciente en Colombia el cual se había dado a la fuga en su país tras la incautación de la droga en España.

Además de la droga y el dinero, los agentes han intervenido cinco vehículos de alta gama, numeroso terminales telefónicos, tres placas policiales falsas y varias armas simuladas con munición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − doce =