Melisa D. Ruiz, imagen amable del nuevo fascismo patrio.

El movimiento de ultraderecha de los chalecos amarillos ha fracasado en su primer intento de movilización en Madrid. Este grupo radical, muy afianzado en Francia bajo el amparo de Marine Le Pen, trata de hacerse un hueco en España.

Como se puede observar en las imágenes del intento de protesta en la plaza de Colón de Madrid, los chalecos amarillos españoles están capitaneados y financiados por la ultraderecha, y como cabeza visible la portavoz de ‘Hogar Social Madrid’, Melisa D. Ruiz, imagen amable del nuevo fascismo patrio, el rostro amable de la extrema derecha española.

En una tentativa de aprovechar la ola de populismo de los ‘gilets jaunes’ -chalecos amarillos-, que exigían que se suprimiera el impuesto a la subida del combustible y el encarecimiento de la vida, en España la ultraderecha se ha subido a la ola para desestabilizar la democracia.

Al grupo neonazi Hogar Social Madrid, famoso por ocupar edificios repetidamente en Madrid, para atender solo a ‘españoles’, la policía les tiene controlado y no van a permitir que se repitan los incidentes de la capital gala. En ciertos barrios de Madrid, este grupo que se hace llamar chalecos amarillos España, han empapelado de pegatinas escaparates y marquesinas, en un intento de evitar que sus pasquines sean arrancados por los servicios de limpieza.

Desde 2014, este colectivo de extrema derecha, con integrantes de ideología neonazi y que se caracterizan por ayudar a familias españolas, han ocupado siete edificios, en la capital de España.

Se anuncian como un movimiento sin ideología y sin líderes, pero como ha quedado al descubierto, y al igual que en Francia, es un conato de revolución de la extrema derecha europea, capaz de penetrar en las clases más desfavorecidas de la Francia profunda para aprovechar del descontento y del desconocimiento de los trabajadores desfavorecidos.

En España, la semana pasada, varias personas ataviadas con chalecos amarillos colgaban en un puente de la M-30 de Madrid una pancarta con el lema: “Ya estamos aquí, guerra”. Era la primera acción de este movimiento en España que difundieron en redes sociales.

El creador de la página oficial de Facebook de esta iniciativa neonazi asegura que “la situación social en España es aún peor que la de Francia. También aquí se está sufriendo la subida de los carburantes, de la luz y otros problemas que merecen respuesta de la ciudadanía”.

Pide quedar en el anonimato ya que el movimiento no tiene líderes, aunque como se puede observar en la concentración de Colón, están liderados por la ultraderecha madrileña, y de forma farsante afirma que “no tienen ningún sesgo político”.

“Los gobernantes enfrentan a la ciudadanía entre sí con cuestiones como la exhumación de Franco o el independentismo en Cataluña cuando el problema es el empeoramiento de las clases con menor poder adquisitivo, como sucede con las restricciones en la movilidad, que benefician a aquellos con más dinero que pueden permitirse mejores coches y lastra a los que solo cuentan con un coche diésel antiguo que no pueden sustituir”, afirma.

Y para quedar aún más en evidencia “advierte que este movimiento hay que tratar que no sea monopolizado por los violentos de extrema izquierda”, cuando la realidad es que está monopolizado por los violentos neonazis.

En la jornada de ayer en Francia, la policía ha detenido a 1.385 personas en la que se ha registrado más de un centenar de heridos. En rueda de prensa el ministro del Interior, Christophe Castane ha dicho que 900 personas siguen bajo custodia, la gran mayoría en París.

En las manifestaciones se han registrado incidentes con 135 heridos, 17 de ellos fuerzas del orden, en distintos puntos de Francia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

7 Comentarios

  1. Muy poco serio calificar a los Gilets Jaunes como movimiento de ultraderecha. Esos neonazis que han intentado movilizarse en Madrid poco tienen que ver con las movilizaciones francesas.

  2. no tengo ni idea si esa manifestacion en españa tiene que ver con la ultraderecha.
    pero en francia la ultraderecha no tiene nada que ver con los chalecos amarillos ,que lo hayan intentado utilizar a su favor ,puede ser
    pero este movimiento sale del descontento real del pueblo frances ,lo demuestra el que
    el apoyo a los chalecos se extiende por la mayoria de francia por todos los ciudadanos sean de derechas o izquierdas ,el apoyo es mayor en zona rurales que urbanas ,no tiene nada que ver con ideologias.
    simplemente macron quiere acabar con la clase media en francia ,solo quiere ricos y pobres
    y el pueblo no se va a dejar robar .

  3. Esto es mentira pues en el país vasco también apoyamos el moviemiento y aquí por todos es sabido que la ultraderecha no tiene ni voz ni voto. Prensa perra del estado. Estais acabados

  4. Porque mentis?? el movimiento no es de extrema derecha es ciudadano otra cosa es que se hayan colado extremistas de derechas e izquierdas… si quereis saber la verdad contactad con quien debeis… yo estoy en movimiento en españa, soy franco español, soy de izquierdas de familia republicana que tuvo que emigrar a Francia asi que un poco de respeto… No os estais haciendo ningun favor poniendos al nivel de la derechona de este pais y sus mentiras o sino es que sois muy PSOE de transicion, igual de ladrones.

  5. Pero, ¿de donde salen estos periodistas de pacotilla? O son imbéciles profundos o unos vendidos asquerosos. El movimiento chalecos amarillos frances apalea fascistas neonazis y los expulsa de sus manifestaciones. Esto no ha sido más que una patochada patética barata por parte de la ultra derecha de este país. Quien sabe quizá con la intención de desprestigiar el movimiento ante la posibilidad de que espabilemos y nos de por imitarles.

  6. otro intento de la derecha-izquierda conservadora y explitadora para desprestigiar a los chalecos amarillos y su noble odisea para recuperar el poder del pueblo sumido en la ruina por banqueros y politicos corruptos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here