Foto: Agustín Millán.

La Unión de Profesiones y trabajadores Autónomos (UPTA), denuncia que la diferencia entre la pensión de un trabajador autónomos (762,30 euros) y los de un trabajador asalariado (1285,32 euros) es 523,02 euros inferior.

Las diferencias se incrementan dependiendo de la provincia donde residan. Si comparamos la pensión media de jubilación de un asalariado del país vasco con un autónomo gallego la diferencia se establece en 969,26€.

Entre autónomos y asalariados de las mismas provincias las diferencias también son muy acentuadas. En el caso de la Comunidad de Madrid, esta diferencia es aproximadamente de 651€, un asalariado de media percibe 1.487€, mientras que un trabajador autónomo recibe 837€. Lo mismo ocurre en Barcelona (Cataluña), con una diferencia de 516€, o en Sevilla (Andalucía), dónde la pensión media de jubilación de un asalariado es de 1.151€ frente a los 767€, unos 384€ de diferencia.

También entre los autónomos existen grandes desigualdades en este sentido, la pensión de jubilación media de los denominados autónomos rurales apenas supera los 725€, mientras que los autónomos de las grandes urbes o de sus áreas de influencia se sitúan en 850€.

Los casos más graves se recogen en Galicia cuya pensión media de jubilación es de 653€, seguida de Extremadura con una pensión media de jubilación de 716 € o Castilla y León, con 736€; en comparación con las pensiones medias de jubilación de autónomos residentes en Navarra, País Vasco o Comunidad de Madrid, con pensiones de jubilación que oscilan entre los 906€, 860€ y 836€ respectivamente.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, declara “este debe ser uno de los grandes debates del futuro, hay que remediar esta situación y las cuantías que perciben los autónomos en concepto de pensión, sobre todo en el caso de la pensión de jubilación. Después de cotizar toda una vida, perciben pensiones que en muchos casos no les aseguran ni un mínimo de ingresos para vivir con dignidad, este es el drama de gran parte de nuestro colectivo una vez concluyen su carrera profesional. Es vital que diseñemos un nuevo modelo de cotización que permita a miles de trabajadores autónomos regularizar sus cotizaciones antes de finalizar el año corriente.”

Es preciso que planteemos a los trabajadores por cuenta propia la necesidad de aumentar las bases de cotización de cara a su jubilación y debe ser el Estado, el que a través de iniciativas de incentivación de cotizaciones desarrolle los mecanismos fiscales necesarios para que esto se produzca de forma natural.

Este problema si es una prioridad para los más de tres millones de trabajadores autónomos y no la capitalización de asientos en un hipotético gobierno de coalición, esto es lo que tenemos que resolver, los problemas de la ciudadanía y no los intereses particulares de los partidos políticos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − once =