Los servicios de limpieza están presentes en todo momento. Foto: David Álvez

Yo no sé qué está pasando en los últimos años, parece que se han perdido gran parte de los valores democráticos, también de los valores éticos y educativos, convirtiendo a muchos de nuestros ciudadanos en personas que sólo quieren imponer sus derechos, pero que desconocen que los derechos tienen contra prestaciones que son las obligaciones.

Por todos los sitios oímos “es que yo tengo derecho” y si, claro que todos tenemos derechos. Si yo tengo derecho a votar, pero debo votar que es mi obligación para poder ejercer ese derecho. Yo tengo derecho a que me traten con respeto, por lo que tengo obligación de respetar a los demás, para que ellos a su vez me traten con el respeto que merezco. Yo tengo derecho a acudir a la Justicia, pero a su vez tengo la obligación de respetar y cumplir las leyes de esa Justicia que reclamo .¿En qué momento olvidamos que nuestros derechos llegan hasta el respeto a los derechos de los demás?

Hace un par de días, nuestro vicepresidente se despachó cuestionando nuestra Democracia, y su justificación es que se deberían cambiar algunas cosas. Pues claro que las Democracias que existen en cualquier país del mundo, son mejorables, pero eso no significa que no funcionen bien, sólo significa que podrían ser mejores. El vicepresidente que forma parte del Gobierno, ¿por qué no lo plantea en el Consejo de Ministros y dice en qué la mejoraría?. Que es donde debería decirlo y no en los medios de comunicación, desprestigiando con ello a las instituciones del Estado de las que él forma parte.

No es necesario hacer crítica de que los políticos actuales son muy probablemente los peores de nuestra reciente historia, no están a la altura de la durísima situación que tenemos, preocupados en peleas internas y para salir del paso, el consabido “Y tú más”. Los ciudadanos de a pie, estamos cansados, hartos y hastiados de tanto ego desmedido, de tanto mal rollo, de tanto insulto, de luchas por el poder absurdas sin dar soluciones, todo vale con tal de hacer daño al rival. ¡¡Por favor, remánguense de una buena vez, y todos a una pónganse a tirar de este carro que es España!! Y cuando salgamos de esta, reflexionen y piensen ¿no podría yo haber hecho algo más, para tener una mejor situación este país al que dije defender?

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. «¿En qué momento olvidamos que nuestros derechos llegan hasta el respeto a los derechos de los demás?» Puede ser en el momento en que algunos periódicos dejan de tener temor y comienzan a decirnos verdades? Ejem: este periódico o Público, y nos damos cuenta de que, los derechos, se conquistan en una democracia deficiente y tocada por el franquismo.
    «¿por qué no lo plantea en el Consejo de Ministros y dice en qué la mejoraría?» Puede ser porque se ha dado cuenta de que sin la presión de la calle el gobierno tiende a quedar paralizado, Ejem: La huida y gastos que nos está produciendo el intocable huido. ¿Se han dado cuenta de que se ataca más a Podemos que al partido de Sánchez? Puede que Podemos se esté quemando, pero nadie puede negar que, su fuego, nos da calor, y nos muestra un futuro mejor.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre