La Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) apoya las peticiones formuladas por sus dos entidades socias del sector pesquero –Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP) y Unión Nacional de Cooperativas del Mar de España (UNACOMAR)– para que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación aplace y reconsidere el plan de gestión de pesca del Mediterráneo.

A través de un comunicado, el sector pesquero, muy afectado por la crisis del Covid-19 por la paralización de la actividad y la caída de ventas, subraya que el Plan Plurianual para la pesca aprobado en Europa no tiene “ningún aval científico”, “cambia de forma radical la gestión de la pesca” y “afecta casi a 600 buques y sus tripulaciones, y a numerosos puertos pesqueros», a la vez que reducirá el número de capturas y el abastecimiento de pescado fresco de la población.

El sector pesquero está viviendo actualmente una situación difícil, agravada por la crisis del Covid-19, en la que ha mantenido la actividad para poder suministrar productos pesqueros a la población, en un momento sumamente difícil. Esta situación se ha visto agravada en extremo en el caladero del Mediterráneo, donde ha llegado a quedarse paralizada casi el 75% de la flota debido a la caída de la demanda de nuestros productos, así como el desplome al vacío del canal “Horeca”, que es el que tiene una presencia mayoritaria en nuestros centros comercializadores, y a través del que se comercia la inmensa mayoría de nuestros productos. Esto, junto a la pandemia, ha provocado la paralización de la pesca en un porcentaje importante.

Además, la Orden comunicada por la Secretaría de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación va a provocar que la mayor parte de la flota afectada vea aumentada su parada temporal tradicional de un mes a tres meses continuados y en un momento álgido de la actividad, como son los meses de verano. Todo ello sin conocimiento del sector y en contra de los informes científicos, según el comunicado de los socios del mar de CEPES.

En este contexto económico y social tan delicado, la Secretaría General de Pesca convoca telemáticamente a las organizaciones y administraciones del sector pesquero del Mediterráneo para comunicar que se va a proceder a publicar la Orden Ministerial.

Ante esta circunstancia, las organizaciones de pesca españolas reclaman el apoyo para que el Ministro de Agricultura Pesca y Alimentación paralice temporalmente el procedimiento de la citada norma hasta que, una vez comenzada la desescalada de la situación con respecto al coronavirus, con la llegada a la “nueva normalidad” de nuestro sector, y la más que deseada reposición de los canales de comercialización, especialmente el “Horeca”, nos podamos volver a sentar para discutir la norma, y que al final se pueda publicar una orden consensuada entre administración y el sector afectado.

Apoyo de la Economía Social

“Por todos estos motivos expuestos, desde CEPES, como patronal española de la Economía Social, apoyamos a nuestros socios del mar –la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP) y la Unión Nacional de Cooperativas del Mar de España (UNACOMAR) –, y solicitamos que una Orden tan importante para el sector de la pesca, pero también para el consumo y la distribución, se realice tras un minucioso debate y con el consenso entre todas las partes”, afirmó el presidente de CEPES, Juan Antonio Pedreño.

Las 133 cofradías de Pescadores y las 200 Cooperativas del Mar implantadas en todo el litoral español son las organizaciones de Economía Social representativas del sector pesquero. Cuentan con más de 10.000 embarcaciones, facturan más de 460 millones de euros y dan empleo a 35.000 personas.

El comunicado del sector pesquero está disponible AQUÍ

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre