La Policía abriendo la puerta de Argumosa 11. Foto: FRAVM/Twitter

En el día de ayer se ejecutó el desahucio de cuatro familias, algunas con bebés de un mes, en el barrio madrileño de Lavapiés, un lanzamiento que no tiene otra intención que la remodelación de un edificio en una de las zonas con más demanda de vivienda turística de Madrid y donde el precio del metro cuadrado más se ha incrementado con la burbuja.

Inversión en Proindivisos S.L. y los propietarios físicos del edificio de la calle Argumosa 11 han logrado que, finalmente, se ejecutaran los desahucios de varios inquilinos que se negaron al pago del alquiler tras un cambio en las condiciones. Según indicaron a eldiario.es en el mes de junio del año pasado que las reformas que quieren realizar en el edificio son legítimas para «intentar después sacarlo al mercado en condiciones que puedan suponer cierta rentabilidad para ellos». Según las afectadas, los propietarios pretendieron subirles el alquiler un 300%, de 400 a 1700 euros.

En el día de ayer, Mayra, Juani, Pepi y Rosi tuvieron que abandonar sus viviendas. El desahucio se produjo por la ejecución de tres órdenes judiciales. Para evitar que estas cuatro familias fueran sacadas de sus casas, se concentraron varias decenas de activistas. No sirvió de nada puesto que la Policía ha cargado contra ellos y ha realizado seis detenciones.

El conflicto de la calle Argumosa viene de largo y en varias ocasiones se han paralizado los desahucios, como en el caso de Rosi o Mayra, en que se frenó el lanzamiento en cuatro ocasiones. No obstante, ni siquiera la presión de Naciones Unidas ha conseguido frenar y estas familias quedan ahora en una situación de extrema vulnerabilidad y sin ningún tipo de alternativa habitacional.

Estos son los hechos que demuestran lo que es la Patria y cómo son precisamente los que hacen alarde o exaltación de ella los que se convierten con colaboradores por sus políticas que benefician a fondos de inversión o a las grandes multinacionales. La Patria no se demuestra llevando una pulserita o un polo con una bandera. No se hace Patria utilizando los símbolos nacionales, que son de todos, como elementos de confrontación. La Patria son las personas y si no se respetan los derechos que están reconocidos en la Constitución entonces más que patriotas nos hallamos ante charlatanes patrioteros que venden sus ungüentos en las plazas de los pueblos.

Unos utilizan la palabra Patria como escudo de su ignominia, pero hay otros que usan sus presuntos ideales progresistas para tener comportamientos que son aún peores que los que pretenden terminar con el Estado del Bienestar. ¿Cómo es posible que el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Manuela Carmena —a la que se la denomina como el último bastión del progresismo— no haya podido dar una alternativa habitacional a estas familias en todo el tiempo que dura el conflicto de la calle Argumosa 11? Una persona con valores progresistas no hubiera permitido jamás la ignominia que se ha producido hoy en Madrid. Parece que las prioridades de la señora Carmena están puestas en proyectos especulativos que en nada van a beneficiar al pueblo, por más que se quiera vender al Proyecto Madrid Nuevo Norte (Operación Chamartín) como una oportunidad de generar puestos de trabajo cuando, en realidad, no será así. Debe ser que es más glamuroso presentar una maqueta espectacular al lado del presidente de un banco. Desde luego, lo que no es muy progresista es permitir un desahucio que no tiene más fin que una operación especulativa.

Tampoco hace mucha Patria mandar a la Policía a defender los intereses de quienes no tienen ningún tipo de escrúpulo en echar de sus casas a cuatro familias para sacarle rentabilidad a un edificio. La responsabilidad de la actuación de los agentes de la UIP corresponde al Delegado del Gobierno y, por extensión, al ministro del Interior. El argumento es el mismo que con Manuela Carmena: no es muy socialista enviar a la Policía, un cuerpo que está al servicio del pueblo, para maltratar a la gente que con dignidad ha intentado impedir que se echara de su casa a estas cuatro familias.

Es una indecencia tanto el falso patrioterismo de uno como la falsedad ideológica de los otros. España no se puede permitir una indignidad como la ocurrida en el día de ayer en el centro de Madrid. Basta ya, por favor, basta ya. Hagamos Patria dando una vida digna a todos y todas las ciudadanas de este país y respetando los derechos que tienen reconocidos en la Constitución, ¿o es que la Carta Magna ya ha pasado definitivamente a ser un objeto decorativo o en un arma de división masiva?

7 Comentarios

  1. ► El 99% de las constituciones del mundo definen al país como INDIVISIBLE salvo reforma entre TODOS sus ciudadanos. Incluso TODOS los borradores de la constitución catalana (ya redactados) impedirían el derecho a dividir. Las dos constituciones republicanas también. Y salvo colonias o territorios oprimidos, no hay NINGÚN territorio que se haya secesionado de un país cuya constitución lo defina como indivisible.
    Aquí los artículos constitucionales sobre indivisibilidad de TODOS los países del mundo.
    https://jaralezo.wordpress.com/2018/07/23/46/

  2. Una bandera simboliza unidad y la unidad significa un pais fuerte para defender, entre otras cosas a la «gente» y los servicios sociales. No me sean demagogos.

    • mas cerebro mas solidaridad mas empatia y no tanta vanidad ni simbolismo ni musculo
      que corazon tenemos tbn ls demas

    • defender la tela pero no la ciudadania
      Abascal arrasa fundaciones dnde curra
      VX financiado por MOROS ilegales e ilegalmente
      para PPutas no le importa que sean de fuera tmpoco
      mismo programa economico qe PP y C$
      Mucho defender y poco pensar+empatia tal vez sea paranoia

  3. Es curioso que Cataluña sea la comunidad con más banderas por metro cuadrado y una de las más corruptas de España según informe de la UE y NUNCA hagais una correlación entre BANDERA y CORRUPCIÓN o SERVICIOS SOCIALES.

  4. Yo esto no lo entiendo:
    LLevan sin pagar dos años a los propietarios.
    Las subidas de 400 a 1700. No dice nada si lo permite el contrato. En mi barrio por 500€ se alquilan pisos..
    Les ofrecen vivienda en Móstoles y resulta que no les pilla bien.
    Tienen subsidios, y de los maridos no sabemos nada, únicamente de la hija de meses.
    Los propietarios no cobran, encima están amenazados y para todo el mundo no tienen derecho a cobrar.
    Y todos apoyando a los desahuciados y poniendo a parir a los jueces.
    Creo que todo el mundo tiene derecho a una vivienda digna.
    Pero no creo que deba ser la del vecino, que seguramente le ha costado, a él o a su familia, mucho trabajo y sudor para comprarla..

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre