La operación que va a dejar al magnífico piloto mexicano Sergio Pérez el año que viene sin asiento en la Fórmula 1 no es precisamente barata para el actual equipo Racing point que el año que viene pasará a llamarse Aston Martin como de todos es sabido.

En efecto, en primer lugar Aston Martin deberá pagar a Sergio Pérez nueve millones de dólares, 7,5 millones de euros, de indemnización por la ruptura anticipada del contrato coma que en un principio estaba firmado hasta el final de la temporada 2021.

A ello hay que añadir que al romper el contrato con Pérez Racing Point dejará de recibir los 15 billones de dólares anuales que aportaban al equipo los sponsors de Checo.

A las dos bonitas cifras anteriores aún debe sumarse por supuesto el salario de Vettel, según nuestros colegas italianos y franceses ascenderá a 15 millones de dólares, es decir 12,5 millones de euros.

En suma, que el fichaje de Vettel va a costarle al equipo alrededor de 40 millones de dólares, o calculado en moneda europea más de 33 millones de euros.

No parece que en Aston Martin piensen que realmente Vettel es mejor carrerista que Pérez, pero lo que es evidente es que su figura tiene un impacto publicitario que, los contables habrán hecho cálculos, compensaría tamaña inversión.

Y además, añadimos, estaría el prurito para el hijo de Stroll, Lance, de poder derrotar con un coche exactamente igual aún tetracampeón del mundo. Aunque eso aún está por ver.

Pero para verlo todos tendremos que esperar hasta el año que viene.

Otro burbon por favor.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre