El primer adelanto de los datos de participación en estas Elecciones Generales muestran un descenso de casi un 4% respecto a los comicios del 28 de abril. En concreto, ha votado un 37,92% del censo mientras que en el 28A había ejercido su derecho al voto un 41,49%.

Estos datos indican que la predicción de una menor participación se está cumpliendo y que los resultados del recuento estarán mucho más ajustados, sobre todo por la proporcionalidad de la Ley D’Hondt.

Por territorios, el mayor descenso de la participación se está dando en territorios que tradicionalmente han apoyado al PSOE o a otras formaciones de la izquierda: Castilla-La Mancha (-4,7%), Extremadura (-5,7%) o el Principado de Asturias (-5,5%). Por contra, en los territorios tradicionalmente conservadores, salvo Galicia, el descenso se mantiene dentro de la media nacional.

La desafección y el hartazgo político parece que se vuelve nuevamente en contra de la izquierda porque, de mantenerse la tendencia de descenso, la participación total quedará por debajo del umbral del 70%. Por encima de ese porcentaje las opciones progresistas han obtenido mayoría.

1 Comentario

  1. En fin.. si por ejemplo, alguien a quien hace un tiempo que no veo, me llama por telefono, y me dice que quiere quedar conmigo, porque necesita decirme algo, yo accedo en el momento, sin mas. Cualquier cosa, cuanto antes se aclare, se ponga en su sitio, mejor. El si pero no, las medias verdades, la desconfianza sin fundamento, acaban creando una situacion de fondo irreversiblemente ralentizada, y sobredimensionadamente compleja. Yo soy como soy, y la mayoria..como puede

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre