Las compañías, independientemente de su tamaño, cada vez ven más necesario apostar por incrementar la visibilidad online y crear nuevos canales de venta y comunicación

La pandemia ha impulsado la digitalización de las empresas. En un año, las compañías españolas han avanzado lo mismo que lo hubieran hecho en diez años sin Covid-19, según las estimaciones de algunos de los expertos en el campo de la innovación y la digitalización. Este proceso de transformación se ha producido en todo tipo de empresas, independientemente de su tamaño y de su capacidad de adaptación al entorno digital, y ha afectado a todas las áreas de funcionamiento: logística, comercialización, comunicación, marketing,…

Marketing es, precisamente, uno de los departamentos que más han salido reforzados en esta pandemia en las empresas españolas. Sobre todo el área específica del marketing digital y todo lo relacionado con el posicionamiento orgánico (SEO) y la reputación de marca online. La pandemia ha puesto de manifiesto que las empresas deben trabajar su presencia online con el objetivo de poder atender a sus clientes de forma digital y superar situaciones críticas como la actual donde la movilidad es reducida y muchos comercios han tenido que cerrar por las normativas autonómicas y nacionales.

En este sentido, un estudio realizado por la consultora COMO entre los profesionales del marketing dejaba patente que la importancia de su rol dentro de las empresas había crecido en el último año. En concreto, siete de cada diez encuestados dijo que el papel del marketing había aumentado en importancia durante el último año y muchas de las iniciativas han estado centradas en transformar sus modelos de comercialización (52,4%), expandirse a nuevas ofertas (47,9%) y crear asociaciones (44,5%).

Con respecto a los nuevos modelos comerciales, la venta online ha sido una prioridad para todas las compañías. Pero, ¿qué pasa con las empresas que no tienen un departamento de marketing propio? ¿Cómo pueden mejorar en todo lo relacionado con este campo sin tener la capacidad suficiente para crear un departamento propio? Aquí, la solución está en la contratación de un consultor SEO freelance.

El consultor SEO es un profesional experto y especializado en posicionamiento orgánico. Su figura está en alza con el inicio de la pandemia y son muchas las compañías que solicitan los servicios de estos expertos que trabajan de forma autónoma  y ofrecen asesoramiento específico sobre uno de los campos del marketing digital que más importancia tiene hoy en día.

Y las empresas que acuden a los consultores SEO son de tipo tipo. Hoy en día ninguna empresa es ajena a la actividad de internet y las posibilidades que ofrecen de incrementar las ventas y mejorar su facturación a través de un canal que permite vender durante las 24 horas cada uno de los 365 días que tiene un año.

Gracias a un servicio de consultoría SEO cualquier compañía o profesional autónomo puede acceder a información de valor para esas situaciones en las que su proyecto online no avanza y ha quedado estancado, así como en aquellas situaciones en las que la empresa ni tan siquiera ha empezado a desarrollar su página web.

Y es que una asesoría de posicionamiento orgánico es ideal para aquellas empresas que carecen de un departamento de marketing online o que, incluso teniéndolo, no disponen de un experto SEO que sea capaz de resolver las dudas en momentos concretos. La contratación de estos profesionales expertos son un excelente recurso para potenciar y mejorar la presencia digital de la empresa teniendo en cuenta los aspectos Onsite y Offsite de la web.

Profesionales muy valorados y cualificados

La obligación de aparecer en los primeros resultados de búsqueda ha hecho que la figura del SEO freelance sea una de las más valoradas por las compañías, convirtiéndose en un apoyo esencial para el desarrollo de las empresas. Por ello, contar con un buen asesor SEO es clave. La suerte está en que gracias a Internet, cómo no, es posible contar con los mejores profesionales independientemente de la ubicación geográfica.

Y es que las asesorías de posicionamiento web SEO y el trabajo que hacen estos expertos se pueden hacer de forma idónea a través de videoconferencias con el uso de plataformas como Skype o Hangouts.

Tres puntos a tener en cuenta en una estrategia SEO

  • Mejorar la velocidad de carga de nuestra web. La rapidez con la que carga una página web es un factor primordial en las técnicas de SEO. De hecho, son muchos los estudios que revelan que el retraso de 1 segundo en la carga de una página puede suponer un 7% de pérdidas en la permanencia de usuarios en la web.
  • Segmentación de la audiencia. Una de las claves del SEO consiste en acertar con el target de usuario. En función del público objetivo podremos escoger las palabras clave que más nos interesa posicionar.

Linkbuilding. La construcción de enlaces es una de las estrategias del SEO que consiste en conseguir que otras páginas web enlacen a la página que interesa que los buscadores consideren relevante y la posicionan mejor en sus rankings.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. yo creo que con la pandemia todas las empresas deberían invertir en el marketing digital estamos en la era digital y hemos avanzado mucho con esta pandemia y las empresas se tiene que poner actualizar y no quedarse atrás sino no existís.
    por eso yo recomiendo Afiliados Evolución nuevo sistema de marketing. en donde aprenderás como generar ingresos y ventas en automático SIN INVERTIR EN PUBLICIDAD de Facebook, Instagram, youtube ni de ningún tipo. haz clic aqui:http://bit.ly/AFILIADOSENEVOLUCION

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre