El sector automovilístico se verá muy afectado.

La pandemia del coronavirus puede generar una crisis económica en España sin precedentes hasta el punto de que, en la actualidad, nuestro país, por detrás de EEUU y el Reino Unido, es el que más empresas tiene en riesgo de quiebra.

La multinacional del riesgo a la exportación, Coface, coloca a España en el tercer lugar con más quiebras previstas.

Este informe de Coface adelanta que la crisis podría afectar concretamente a una cuarta parte del tejido empresarial.  Esosí, en peor situación se encontrarían las empresas estadounidenses, con un 39% con serias dificultades de pago y Reino Unido, con el 33%. Italia (18%), Francia (15%) y Alemania (11%) se situarían detrás de España.

Las calificaciones de las agencias de riesgo, como Moody’s o Standard and Poor’s, indican  la lista interminable de compañías a las que se les rebaja la calificación de solvencia. Más allá de las microempresas como el pequeño comercio y la restauración,  que quebrarían las primeras a corto plazo, los otros sectores que pintan muy mal son el automovilístico, la siderurgia y la distribución, según informa La Celosía.

Sector viajes

 En el sector de viajes, Amadeus ha anunciado una ampliación de capital para ganar tiempo hasta que el sector del turismo pueda recuperarse en el tercer trimestre, o la captación de 1.000 millones de dólares por parte de Airbnb.

Para los analistas el ejemplo más significativo del hundimiento empresarial es el de la joya aeronáutica europea, Airbus, que a pesar de actuar casi en régimen de monopolio por el hundimiento de su único competidor Boeing, que será rescatado por Trump, se encamina rápidamente hacia otro rescate público de los países que todavía están en su accionariado, Alemania, Francia y España.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa relatividad necesaria del presidente Alberto Fernández
Artículo siguienteEl FMI destruirá humanamente al mundo
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre