lunes, 27junio, 2022
16.2 C
Seville

La otra mejilla de Junqueras

El escrito lo necesitaba Sánchez. Y Oriol necesita libertad

- Publicidad -

análisis

La Corte Penal Internacional corre serio riesgo de caer en la inoperancia por la pasividad de Estados Unidos

Estados Unidos debería reafirmar su apoyo a la justicia para las víctimas de graves crímenes internacionales en todo el mundo, señaló Human Rights Watch...

Pedro Sánchez tendrá que hacer público si tiene acciones en el Santander y otras empresas cotizadas

Lo mínimo que se espera de un presidente un gobierno democrático es la transparencia respecto a su patrimonio. Ahí se incluyen también los vehículos...

La izquierda alternativa andaluza después del 19J. Una lectura constructiva de los resultados

La izquierda alternativa andaluza debe separarse de los oportunistas y melodramáticos análisis que los partidos del sistema hacen de los resultados electorales. Tampoco debe...

Las grandes fortunas han aumentado su riqueza un 58% gracias al Covid-19

Desempleo, miedo, enfermedades mentales, confinamientos, bajadas salariales, pobreza sobrevenida, son algunas de las consecuencias que ha tenido la pandemia del Covid-19 para miles de...
- Publicidad -
- Publicidad-

Analizar la carta que hoy se ha publicado de Oriol Junqueras no resulta sencillo. Y no lo es porque es un escrito político, y en lo político hay demasiados grises que no se pintan y que son los que sirven para poder saber que lo que se dice no es todo, de hecho no es ni el atisbo de lo fundamental. Los discursos políticos, salvo en contadas ocasiones, esconden más de lo que muestran, y tienen siempre una intencionalidad que no se evidencia.

Por eso no cabe tomárselos al pie de la letra y pretender analizarlos desde la aparentemente sencilla literalidad. Si se quiere analizar realmente, no. Desde luego.

El escrito que hoy se publicaba bajo el título «Mirando al futuro» guarda muchos mensajes. Cada persona que haya leído el texto sacará sus conclusiones y seguramente no haya dos idénticas. A bulto los habrá que piensen que es un texto casi bíblico, emulando aquello de la otra mejilla. Los habrá que lean en él las palabras del máximo líder que enciende e ilumina el camino con mensajes de amor, de mirar hacia delante, del vacío de rencor y hasta de candidez.

Existe también la lectura de quienes exprimiendo la literalidad se han quedado con las frases marcadas en negrita. Y con eso les sirve para entender que hay una genuflexión, un arrodillamiento, una subordinación. La rendición.

Y quien piense que esas líneas no son más que el fruto de una suerte de síndrome de Estocolmo, de alguien que pudiera sentir la desesperación de llevar tres años entre rejas y ver que el futuro queda lejano.

Los hay que leen en términos de traición, de destrozo de ese uno de octubre. Y quienes piensan que después de las buenas noticias llegadas desde fuera, había que reubicar el foco de atención.

Caben todas las interpretaciones. Porque todos los puntos de vista son sesgados, todos tienen su parte de verdad, y como me dijo Puigdemont un día, la verdad consiste en que cada cual aporte ese trocito de espejo roto para recomponer la totalidad lo máximo posible. Y aun así el espejo siempre mostrará estar roto, deformará la imagen en algunos puntos en los que la sutura nunca sella ni hace el encaje perfecto.

«Nos faltan verdades para poder entender todo lo que dice ese escrito sin decirlo»

Nos faltan verdades para poder entender todo lo que dice ese escrito sin decirlo. Me falta el discurso humano de quien decía en 2019 que los indultos se los metieran donde les cupiese. Ya entonces me pareció un comentario que carecía de toda la verdad que debería haber tenido. Pero era comprensible y desde la empatía cabía perfectamente mandar a tomar por culo a los carceleros que amagaban con negociar las libertades. (Disculpe lo abrupto de la expresión, pero es que no quiero dejar de pensar en quienes llevan tres años en prisión, siendo inocentes, y sufriendo una represión brutal). No se puede perder, ni se debe hacer, la perspectiva que contextualice desde donde se han escrito estas líneas. Y conste que no he sido partidaria nunca de que los partidos se puedan dirigir desde un centro penitenciario, porque en mi opinión implica secuestrar la voluntad política. Pero qué duda cabe que es una opción posible y legítima.

Que ERC pactaría con el PSOE lo sabíamos desde hace tiempo. Que está en medio de un cruce de caminos, es evidente: ni contigo ni sin ti, como el bolero. Que para ser indepe no puede alejarse mucho de Puigdemont, aunque lo aborrezca, y que tampoco quiere despegarse de la supuesta izquierda que le sirve para anclarse a sus esencias. La cuestión aquí es usar verdades a medias en cada momento para que no se note del todo la estrategia, que al mismo tiempo, es un secreto a voces.

Que la mayoría de las cuestiones que Junqueras dice en su escrito me parecen acertadas, es cierto. Que lo deseable sería un referéndum pactado, desde luego. Que la amnistía es la herramienta justa, innegable. Que estamos ante un conflicto político, de cajón. Y que se ha procesado brutalmente a personas inocentes, es un hecho que me resulta incuestionable.

Pero hay otras cosas que dice que me parece dan para pensar y no es sencillo saber bien qué decir. Porque dejan un margen tan amplio a la interpretación, que más bien parecen ir dirigidas a personas concretas que sí sabrán entender mucho mejor lo que quiere decir el líder de ERC en ellas.

Seria simplista decir que Junqueras, previo pacto con el PSOE, viene a dar un mensaje conciliador, tranquilizando al adversario queriendo decir que hay autocrítica, que hay intención redentora, que hay propósito de enmienda y que no hay rencor. Esa es la intención que entiendo busca esa carta. Una manera de aparecer con las manos en alto, pañuelo blanco en mano, reventado de dolor y sufrimiento. ¡Caray! Da para pensar.

Todo esto se podría haber dicho antes de las elecciones. No se dijo, no hubo carta, no hubo atisbo de indultos. Se hizo Govern, y a nadie se le escapa que hubo acuerdos. Muchos más de los que se plasmaron en papel aquel 17 de mayo. Negociaciones que no se han explicado porque volvemos al terreno de la política donde nadie va de frente.

Que aparezca esta carta después de que el PSC presente de largo a su gobierno alternativo podría dejar volar la imaginación y suponer que alguien ha encendido el fuego lento para quemar un Govern con fecha de caducidad. «Cuanto más se abra la brecha entre los socios de Govern, más ingredientes iremos poniendo en el caldero de la izquierda para salvar una situación que devendrá ingobernable», diría la receta.

El escrito lo necesitaba Sánchez. Y Oriol necesita libertad. Si se consiguen las pretendidas aguas templadas por los dos, quien no comulgue con esta balsa de aceite, será radical y probablemente la sombra se cierna sobre ellos señalándoles como reventadores de la intentada paz social y concordia ciudadana.

En fin, que la carta de Oriol no me ha sorprendido. ¿Qué esperabais? Junqueras no es Cuixart, tampoco es Romeva, ni Puigdemont, ni Rovira. Oriol no es la palabra hecha carne, ni es eterno ni divino. Es un dirigente político que tiene una estrategia que respaldan sus militantes y votantes. Y ya está. Ni todos aciertan todo el tiempo ni todos se equivocan constantemente (bueno, saco de esta ecuación a los antidemócratas orgullosos de serlo).

A estas alturas está bastante claro el lugar de cada actor político. Y como decía al principio de estas líneas, cada planteamiento tiene sus acólitos y sus detractores. Todos tienen parte de razón, todos guardan parte de su verdad y todos tienen sus intereses.

Lo ideal en todo esto sería contar la verdad de una vez por todas. Algo imposible cuando en esté lugar decir la verdad suele suponer que te acribillen. Pero, ¿no se trataba de acabar, precisamente, con eso?

Poner la otra mejilla es plausible. Incluso eficaz si quien tienes delante entiende tu código. Quizás los que no entendamos los códigos seamos los demás. O puede que nunca estuviéramos hablando en el mismo idioma.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El Mobile World Congress se queda en Barcelona hasta el 2030

La Junta Directiva de la GSMA, organizadora del Mobile World Congress ha acordado esta mañana, tras su reunión en Londres, que Barcelona seguirá siendo...

Argelia denuncia «una carnicería» a las puertas de la frontera de Melilla

Argelia ha calificado de "carnicería" la muerte de 23 inmigrantes subsaharianos el viernes en Melilla, según destaca el portal argelino TSA. La tragedia se produjo...

Pacto Histórico y Movilízate Colombia cumplen su primera promesa y cambian la Historia

La llegada al Gobierno de Colombia del Candidato del *Pacto Histórico* (agrupación fundamentalmente de izquierdas) Gustavo Petro, ha sepultado el predominio de las élites...

El municipio soriano de Novercas se levanta contra la macrogranja más grande de Europa

Noviercas, un pueblo soriano de apenas 150 habitantes, ha acogido en sus calles a cientos de personas que se han trasladado hasta allí para...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: el Santander podría provocar un cerco más estrecho contra Emilio Saracho y la JUR

El cerco sobre la responsabilidad de Emilio Saracho y de la Junta Única de Resolución se podría estrechar aún más por un movimiento de...

Banco Popular: las coacciones, amenazas y engaños que no quiere investigar la Audiencia Nacional

a frase de Saracho «o se declara la inviabilidad o ateneos a las consecuencias» resonó en varias ocasiones en las paredes de la Audiencia

Banco Popular: el acta de la inviabilidad infringió el Código del Registro Mercantil, pero la Audiencia Nacional no lo investigará

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó la decisión del juez Calama de no investigar determinados hechos sucedidos en la reunión...

Más de la mitad de los padres han decidido no poner la pauta completa a sus hijos de la vacuna contra el Covid-19 en...

Los menores que han recibido la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 no llega al 50%.  Desde el Comité Asesor de Vacunas han...

Jeffrey Sachs responsable de la comisión COVID-19 en The Lancet: «Estoy bastante convencido de que el virus salió de un laboratorio de EEUU»

Jeffrey Sachs es profesor de Economía en la Universidad de Columbiaa, en EEUU, de reconocido prestigio a nivel internacional. Es director del Centro para...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El Mobile World Congress se queda en Barcelona hasta el 2030

La Junta Directiva de la GSMA, organizadora del Mobile World Congress ha acordado esta mañana, tras su reunión en Londres, que Barcelona seguirá siendo...

Argelia denuncia «una carnicería» a las puertas de la frontera de Melilla

Argelia ha calificado de "carnicería" la muerte de 23 inmigrantes subsaharianos el viernes en Melilla, según destaca el portal argelino TSA. La tragedia se produjo...

Pacto Histórico y Movilízate Colombia cumplen su primera promesa y cambian la Historia

La llegada al Gobierno de Colombia del Candidato del *Pacto Histórico* (agrupación fundamentalmente de izquierdas) Gustavo Petro, ha sepultado el predominio de las élites...

El municipio soriano de Novercas se levanta contra la macrogranja más grande de Europa

Noviercas, un pueblo soriano de apenas 150 habitantes, ha acogido en sus calles a cientos de personas que se han trasladado hasta allí para...