Illa, con Ayuso y Almeida, saluda al Rey.

Hay otra España, la que silba al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y aplaude a Isabel Díaz Ayuso. La presidenta de la comunidad de Madrid no cabía en sí de gozo ante los que increpaban al ministro con su flamante abrigo verde fosforito, bien elegido para destacar ante el Rey en el acto de homenaje a los sanitarios por su lucha contra la Covid. Seguro que la indumentaria de la regidora de la Comunidad de Madrid también es cosa de su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez.

Durante el acto, donde también se aplaudió al alcalde de Madrid y al propio Felipe VI, se descubrió una escultura del artista Jaume Plensa en recuerdo y memoria de los sanitarios que perdieron la vida durante la pandemia de la Covid-19, en presencia de los Reyes. Otro acto de marketing que tan bien le sale a Ayuso que ya empieza hasta a molestar en Génova.

A la ceremonia asistió el ministro de Sanidad, que fue recibido con pitos y abucheos desde distintos puntos de la plaza y desde los balcones, además de gritos de «Illa dimisión» y «quítate de la foto Illa». Con su habitual templanza, el increpado no perdió la compostura y, tras el acto, volvía para dar la rueda de prensa prevista para las 12 del mediodía para anunciar el inicio de la campaña de vacunación para el 27 de diciembre.

Recorrido de Ayuso

Ayuso montó el pollo cuando Sanidad recomendó seis comensales para Navidad, ella exigió diez. Ayer la Comunidad de Madrid bajaba de diez a seis . La presidenta acusó a Pedro Sánchez de autoritario durante el confinamiento porque ella tenía su propio plan -mucho mejor, donde iba a parar- que el del Gobierno de España. Hoy se une a su jefe de filas, Pablo Casado, para acusar al presidente de querer escurrir el bulto para no asumir responsabilidades ante las restricciones en Navidad.

Los sanitarios de Madrid cobran poco, se despide a los interinos y temporales que lo dieron todo durante el colapso sanitario que tuvo lugar, especialmente, en la comunidad en la que Ayuso aspira a reinar. Pero monta un hospital de pandemias, sin quirófanos, donde nadie quiere ir a trabajar y que está prácticamente vacío, porque Ayuso decide en qué se gasta cien millones de euros para Sanidad. Y ha decidido que no va a ser en los sanitarios, ni en docentes. Para qué.

Los mayores siguen muriendo en las residencias de Madrid. Pero a pesar de tener las competencias del tema la Comunidad, eso es responsabilidad, para Ayuso, del Gobierno de España.

Pero ayer la otra España aplaudió a Ayuso frente a Illa. A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl día que el PP se sentó a negociar con ETA
Artículo siguienteCuentas del Santander custodiaron dinero negro utilizado para llevar modelos a fiestas de Ibiza
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. Bueno,en estos actos y similares siempre estan alrededor las mismas gentes con la misma ideologia:conservadores,derechistas,fascistas..Alla en donde este el rey,alla estan ellos y siempre ocurre igual,en todos los eventos,tanto el dia 12 de octubre,como el dia del desfile militar,como en cualquier acto llamemosle conservador y cutre.
    ¿De verdad alguien cree que a estos actos van a acudir los y las «vuayers»progresistas y de izquierdas y republicanos?
    Ni el tan aplaudido ahora por las momias Felipe Gonzalez se libraba de los silbidos cuando gobernaba.
    Aplauden a Ayuso,pero nadie,ni los periodistas tampoco,son capaces de fijarse en los ojos de esa mujer,ojos de…no estar bien «del tarro».

  2. No hay que hacer caso a estas cosas. Por el número de personas y por que realmente representan. Estos palmeros los traen los propios organizadores de los actos. Como las adhesiones inquebrantables de la Plaza de Oriente de antaño.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre