Los grupos de la oposición que apoyaron la investidura de Pedro Sánchez cuestionan «la facilidad de trato con Hacienda del Rey Emérito».

Así, EH Bildu, a través de su diputado Oskar Matute, destaca «la facilidad de trato con Hacienda» del emérito para regularizar cuándo y como quiera su situación fiscal».

Matute advierte que «parece que para esto Juan Carlos I tampoco es igual para todos: es intocable. Se trata de un nuevo intento de blanqueo, no solo de la institución monárquica, sino también de sus propios fondos».

A juicio de la formación independentista vasca, «Su patriotismo acaba donde empiezan sus intereses económicos. Los ciudadanos estamos siendo privados de un derecho fundamental: el derecho a la información y a saber la verdad».

Para Matute, «También en esto vemos cómo no todos somos iguales ante la ley y cómo el ciudadano ‘más ejemplar’ tiene privilegios que el resto de ciudadanos y ciudadanas nunca tendremos».

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, por su parte, con respecto a la segunda regularización fiscal del rey emérito Juan Carlos I por la que ha abonado más de cuatro millones de euros a la Agencia Tributaria, ha lamentado que «pase esto en un Estado europeo y, sobre todo, no se lleve a cabo una investigación amplia y profunda desde las instituciones y el Parlamento».

Por su parte, ERC, a través de un tuit de Gabriel Rufián, deja clara su visión de lo que ocurre con Juan Carlos I:

También Pablo Iglesias ha lanzado un mensaje irónico al respecto en sus redes sociales:

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre