La opacidad empresarial de Miguel Zorita (2)

Las estrategias monetarias de Miguel Zorita para conseguir el dinero para hacerse con Daorje

0

En el anterior artículo vimos cómo llegó Miguel Zorita a hacerse con el control de Daorje a través de sus alianzas con Martin Gruschka. Hoy veremos el modo en que pudo conseguir el dinero para llegar a ser el máximo accionista de la tecnológica asturiana.

Para incrementar las inversiones financieras la empresa tuvo que disponer de una fuente de financiación externa a la empresa, dado que se creó en 2.015, y ni en ese año ni en 2.016 la empresa generó actividad suficiente ni beneficios como para afrontar una financiación de ese importe.

En la fecha en la que la operación de préstamo pudo tener lugar, las otras empresas de Miguel Zorita no generaban resultados de explotación ni financieros que justifiquen que los fondos pudieran tener su origen de dichas sociedades.

Por otro lado, Zorita no pudo disponer de líneas de crédito en alguna entidad financiera porque los costes financieros habrían quedado reflejados en la cuenta de pérdidas y ganancias de Zima. En definitiva, los fondos para la generación de esos créditos contra ESS sólo pudieron venir o del patrimonio personal de Zorita o de un tercero que los hubiese puesto por éste.

En referencia al primer caso es improbable puesto que supondría poner en riesgo sus ahorros familiares para invertir en un grupo en riesgo cuya viabilidad estaba por demostrar dadas las circunstancias de Daorje y cuando se había vinculado a European Asset Resolutions Partners S.L. (entidad de capital riesgo de la que ya hablamos en artículos precedentes).

En el segundo caso, que la financiación viniera de un tercero, nos encontramos con diferentes opciones. La primera de ellas sería que los fondos vinieran de la propia Daorje, lo que supondría una financiación cruzada con su matriz, si bien esto es harto improbable teniendo en cuenta la situación de la tecnológica asturiana en esos años. La segunda, que los fondos se los hubiese prestado el propio Martin Gruschka a través de alguna de sus compañías y el préstamo concedido a ESS fuera un pago encubierto para el suizo. Hay relaciones personales intermedias entre Gruschka y Zorita que podrían hacer pensar que esta podría ser una posibilidad, a pesar de que el movimiento de la ampliación de capital fue inesperado para el suizo, además de las distintas investigaciones por las que está pasando en España. La tercera opción es que esos fondos provinieran de European Asset, ya que Zorita es apoderado solidario de tal compañía de capital riesgo.

Fuese la opción que fuese, queda claro que los movimientos que hizo Zorita para hacerse con Daorje no son muy transparentes. Sociedades interpuestas, utilización de empresas luxemburguesas (con lo que ello trae consigo respecto a la transparencia de una sociedad domiciliada en un paraíso fiscal). Por otro lado, tenemos el origen de los fondos con los que Gruschka realiza sus operaciones: fondos de origen desconocido. En otro orden de cosas, el magnate suizo dimitió de Continuum, pero continúa siendo apoderado solidario en Daorje y dicha dimisión trajo consigo el nombramiento de fiduciarios profesionales, lo que indica que la imagen que tiene Gruschka en España hizo que diera un paso atrás pero sin desprenderse de las acciones de la tecnológica asturiana.

Lo que queda claro es que Zorita siempre va acompañado de polémica, falsas promesas y operaciones opacas que deberían ser investigadas porque, ¿de dónde sale tanto dinero si sus empresas ni su patrimonio podrían soportar una financiación millonaria como la que hemos comentado anteriormente? ¿Son algunos favores antiguos que son devueltos a través de prebendas monetizadas? ¿Cuál es el origen de esos fondos? ¿Por qué Luxemburgo y no Calatayud? Son preguntas que cualquier persona se haría aunque, al parecer, no se las hacen las personas con competencia para investigar y determinar la licitud o ilicitud de sus acciones.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre