La tensión en Oriente Medio va creciendo a medida que pasa el tiempo. La guerra de Siria o las constantes violaciones de los derechos humanos por parte de Israel están provocando que muchos países puedan estar albergando la tentación de adquirir, desarrollar o utilizar armas nucleares. Este hecho está generando mucha preocupación en la ONU y en las últimas semanas la Asamblea General de Naciones Unidas ha aprobado una resolución al respecto.

Es un hecho que la proliferación de las armas nucleares en Oriente Medio plantearía una grave amenaza para la paz y la seguridad mundiales puesto que hay demasiados intereses y alianzas cruzadas que provocarían un enfrentamiento a nivel internacional. Sin embargo, existe una enorme preocupación porque no se haya logrado ningún progreso en la aplicación de la resolución relativa a Oriente Medio aprobada por la Conferencia de 1995 de las Partes encargadas del Examen y la Prórroga del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares.

Israel es, precisamente, el país con mayor responsabilidad en la inestabilidad de Oriente Medio y, por ello, la ONU reafirma en la resolución aprobada en la Asamblea General «la importancia de que Israel se adhiera al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares y someta todas sus instalaciones nucleares a las salvaguardias amplias del Organismo Internacional de Energía Atómica para realizar el objetivo de la adhesión universal al Tratado en Oriente Medio», afirma la resolución.

Además, la ONU exhorta a Israel a «a adherirse al Tratado sin más demora, a no desarrollar, producir, ensayar ni adquirir de otro modo armas nucleares, a renunciar a la posesión de dichas armas y a someter todas sus instalaciones nucleares no sujetas a inspección a las salvaguardias totales del Organismo como medida importante de fomento de la confianza entre todos los Estados de la región y como paso para afianzar la paz y la seguridad».

El crecimiento de las tensiones entre estados como Israel, Irán, Siria, Líbano y Palestina, con el constante apoyo de las grandes potencias Rusia y Estados Unidos a sus aliados, ha incrementado la preocupación de la ONU por las amenazas que plantea la proliferación de las armas nucleares para la seguridad y la estabilidad de Oriente Medio. Por ello, la organización destaca la importancia de que se adopten medidas de fomento de la confianza, en particular de que se cree una zona libre de armas nucleares en la región, a fin de afianzar la paz y la seguridad y consolidar el régimen mundial de no proliferación.

Por ello, la ONU pone de relieve la necesidad de que todas las partes directamente interesadas consideren con seriedad la posibilidad de adoptar las medidas prácticas y urgentes necesarias para dar efecto a la propuesta de crear una zona libre de armas nucleares en Oriente Medio de conformidad con sus resoluciones pertinentes y, como medio de promover este objetivo, invitando a los países interesados a adherirse al Tratado y a aceptar, a la espera de que se cree la zona, someter todas sus actividades nucleares a las salvaguardias del Organismo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre