Tal y como publicábamos en Diario16, la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución de la Asamblea General en la que instaba a las potencias administradoras de territorios autónomos a cumplir con las obligaciones reconocidas en la Carta de las Naciones Unidas. A España le concierne directamente por ser la administradora legal del Sáhara Occidental.

Sin embargo, ahí no ha terminado el asunto, puesto que, posteriormente, ha aprobado una nueva resolución en la que exhorta a esas potencias administradoras a evitar el expolio de los recursos de dichos territorios. Igualmente, esto concierne directamente a España y a sus obligaciones para con el Sáhara Occidental.

La resolución, a la que ha tenido acceso Diario16, señala que la ONU está muy preocupada «por todas las actividades que se realizan para explotar los recursos naturales y humanos de los Territorios No Autónomos en detrimento de los intereses de los habitantes de esos Territorios».

Por esta razón, Naciones Unidas reafirma en la resolución la responsabilidad que confiere la Carta a las potencias administradoras de promover el adelanto político, económico, social y educativo de los Territorios No Autónomos, además de los derechos legítimos de los pueblos de esos Territorios sobre sus recursos naturales.

Por otro lado, señala la importancia y la necesidad de evitar toda actividad económica o de otro tipo, incluido el uso de los Territorios No Autónomos para actividades militares, que afecte negativamente a los intereses de los pueblos de los Territorios No Autónomos y, a este respecto, recuerda a las Potencias administradoras su responsabilidad y obligación de responder por el deterioro que sufran los intereses de los pueblos de esos Territorios.

Por esta razón, Naciones Unidas exhorta «a todos los Gobiernos que aún no lo hayan hecho a que adopten medidas legislativas, administrativas o de otra índole con respecto a sus nacionales y las personas jurídicas bajo su jurisdicción que posean y exploten empresas en Territorios No Autónomos que sean perjudiciales para los intereses de los habitantes de esos Territorios, a fin de poner término a las actividades de esas empresas», afirma la resolución.

Por otro lado, insta a las potencias administradoras a que velen por que la explotación de los recursos marinos y demás recursos naturales de los Territorios No Autónomos que administran no se lleve a cabo en violación de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas ni afecte adversamente a los intereses de los pueblos de esos Territorios.

Todo lo anterior afecta directamente a España respecto al Sáhara Occidental, un territorio que legalmente está administrado por el Estado español y cuyos recursos naturales están siendo expoliados tanto por Marruecos como por empresas españolas.

El sector pesquero en los caladeros del Sáhara Occidental es uno de los mejores ejemplos de lo que reclama Naciones Unidas. Casi la totalidad de la industria de la pesca en los ricos bancos saharauis están controlados por empresas europeas, principalmente españolas. Todo ello ocurre a pesar de que las leyes de la Unión Europea prohíben cualquier propiedad o control extranjero de los recursos del territorio.

Estas empresas, en su gran mayoría españolas, operan por medio de empresas marroquíes que usan estructuras corporativas opacas para la importación de barcos y la obtención de licencias de pesca que se convierte en un recurso de consecución de rentas porque las personas que tienen esas concesiones tienen la capacidad de alquilarlas o participar de un variable sobre los beneficios de la explotación de los caladeros saharauis.

En el Sáhara Occidental la industria pesquera era una importante fuente de ingresos durante la época colonial española. Sin embargo, se trataba más de un factor local que, en la década final del siglo XX y en la primera del XXI, comenzó a crecer gracias a la construcción de muelles e instalaciones de procesamiento del pescado instaladas en el puerto de Marsa, en El Aaiún.

Según denunció la organización Western Sahara Resource Watch (WSRW), el desarrollo de la industria pesquera ha tenido como consecuencia el control por parte de compañías europeas, la mayoría españolas, que se llevan la gran mayoría de los beneficios gracias a los acuerdos opacos con empresas marroquíes.

Desde que la UE y Marruecos firmaron el acuerdo pesquero en el año 2006, que se renueva de manera anual, da acceso al banco de pesca del Sáhara Occidental a más de 100 barcos europeos, la gran mayoría españoles.

Sin embargo, los acuerdos que se firmen con Marruecos sobre el Sáhara son ilegales puesto que la ONU no reconoce la soberanía marroquí sobre el territorio. Además, Marruecos tiene como principal intención de mantener dichos acuerdos la búsqueda de una legitimación sobre el Sáhara, algo para lo que está utilizando a la Unión Europea y, por extensión, a España.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. «La ONU exhorta a España a impedir el expolio de los recursos del Sáhara Occidental»
    Vale: Pongamos que el estado borbónico compre y prepare armas para cumplir con el mandato de la ONU. ¿Quién nos puede asegurar que estas armas no son empleadas contra los pueblos sometidos a Madrid? De momento tenemos, todos los días, noticias sobre apología de alzamientos del tipo franquista: La ONU lo impediría? ¿Nos defendería contra los sublevados? En el pasado no ocurrió así y nos metieron el yugo mediante el terrorismo y los campos de exterminio franquista: Lo impedirían la ONU? Si fuera así yo, votaría por la compra de armas para defender nuestros compatriotas del desierto.

  2. Los que ayudaron a Marruecos a robar el Sharara Español fueron los americanos. Que lo arreglen ellos y la onu que nos deje en paz. Que nos hubiese poyado la ONU dirigida por EEUU invasor en el 75.

  3. Bien se repartieron los beneficios los organizadores de la marcha verde EEUU con Rockefeler a la cabaza 80% y la Casa real de Marruecos 20%. España metió mucho dinero en el Sahara para luego ser expoliada por las dos naciones invasores EEUU y Marruecos, que arreglen esta porquería Marruecos y Estados unidos y la ONU en el momento de la invasión no apoyo que se meta la lengua donde le quepa.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre