El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus anunció ayer lunes que el organismo suspenderá temporalmente los ensayos clínicos que estaban realizando con hidroxicloroquina (tratamiento usado normalmente contra la malaria) en pacientes de COVID-19. Han detectado que su aplicación conlleva un mayor índice de mortalidad en estos enfermos.

La decisión se ha tomado tras la publicación el pasado viernes en la revista científica The Lancet de un estudio en el que se explican las mayores tasas de mortalidad vinculadas a la aplicación de este tratamiento.

Soumya Swaminathan, jefa de los científicos de la OMS, ha explicado que «tras leer la publicación, decidimos a la luz de las dudas ser cautos y suspender temporalmente la afiliación a este medicamento».

Más de 400 hospitales en 35 países, entre ellos España

El programa Solidarity Trial abarca a más de 400 hospitales de 35 países: se trata de un proyecto dirigido por la OMS, para poder hacer estudios de manera colectiva y coordinada. Concretamente, se han reclutado para estos ensayos a más de 3.500 pacientes de 400 hospitales que se encuentran en más de 35 países. Entre los ensayos que se están practicando está el del medicamento remdesivir, que se creó para combatir el ébola pero no dió resultado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre