Hans Kluge, director para Europa de la Organización Mundial de la Salud, ha explicado en una entrevista para la agencia AFP que las muertes por COVID-19 aumentarán durante los próximos meses de octubre y noviembre en nuestro continente.

Según Kluge la pandemia durante los próximos meses será más dura y la mortalidad se disparará. Ha explicado que él comprende que haya países que no quieran escuchar este tipo de malas noticias. Señala a los rebrotes que se están produciendo y avisa de que la vacuna puede que no detenga la pandemia. Y es que, según ha explicado Kluge, la vacuna podría ser eficaz para unas personas pero no para otras, por lo que ha subrayado que los expertos han anunciado ya que hará falta tener distintas vacunas para distintos casos específicos.

Ha explicado que el final de la pandemia llegará «cuando aprendamos a convivir con ella, y eso es algo que depende de nosotros».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre