Durante toda la madrugada se ha estado distribuyendo a las comunidades autónomas el millón de dosis de AstraZeneca recibidas en la tarde de ayer. Esto garantiza las reservas para que las comunidades puedan seguir vacunando durante Semana Santa.

La nueva remesa, que a Ceuta, Melilla y Canarias harán llegar las Fuerzas Armadas, se suma al millón que llegó el lunes de las otras farmacéuticas y al 1,.2 millones dosis de Pfizer que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció que España recibirá el próximo lunes.

El objetivo es acelerar lo más posible la inmunización ante el aumento de contagios, que ha elevado la incidencia media a 154 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días y que hace temer una cuarta ola, como parece que se está produciendo ya en otros países de Europa.

La campaña de vacunación fue lenta durante el primer trimestre. Sin embargo, todas las esperanzas están puestas en que a partir de abril se incremente la llegada de remesas y se pueda avanzar en la protección de la población, toda vez que aún no se ha vacunado a todos los mayores de 80 años (un 75%) y que el grupo de 70 a 79 años se ha quedado muy relegado, con solo un 4,2% de personas que hayan recibido, al menos, una dosis.

Por ello, el calendario de vacunación continúa avanzando en los festivos en los grandes espacios habilitados para la inmunización masiva y en los centros de salud, según la programación que ha hecho cada consejería autonómica.

Cataluña espera recibir 160.000 dosis de esta nueva remesa de AstraZeneca, de las que 100.000 se administrarán a partir del sábado. El resto se reservará para segundas dosis.

Galicia, por su parte, espera recibir 58.000 nuevas dosis de AstraZeneca y seguirá con la campaña para inmunizar durante los días festivos y el fin de semana a los mayores de 80 años en los centros de salud, ya que son la «prioridad» de la Xunta, que tiene previsto inocular 100.000 vacunas esta semana entre todos sus puntos de vacunación.

La Comunidad de Madrid vacunará este sábado en el Hospital Isabel Zendal, donde el jueves se atendió a 20.000 mayores y dependientes, 10.000 personas de entre 60 y 65 años, y en el estadio Wanda Metropolitano, donde se citó a otras 5.000. Los centros de salud, por desgracia, estarán cerrados.

Las incidencias más significativas en las campañas de vacunación se han registrado el jueves en Sevilla y Cartagena.

En la capital andaluza, un bulo difundido en las redes sociales provocó que unas 4.000 personas sin cita previa acudieran ayer al punto de vacunación del Centro Deportivo Universitario Sadus del barrio de los Bermejales, según informó la Junta de Andalucía. La información falsa sostenía que quienes se acercaran el jueves al Sadus podrían ser vacunados, aunque no tuvieran cita.

Por otro lado, en Cartagena, habían sido citadas 1.600 personas nacidas en 1956 y 1957 pero en las primeras horas solo un 40% habían acudido a la convocatoria del Área III de Salud, que ha tenido que improvisar un plan para no desaprovechar las vacunas.

Esta situación se produjo un día después de que el Área III del Servicio Murciano de Salud (SMS) se viera obligada a realizar un llamamiento a través de mensajes de Whatsapp y redes sociales a habitantes de la localidad de Lorca de 64 y 65 años a acudir sin cita a vacunarse al complejo deportivo Felipe VI para evitar desperdiciar dosis.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre