Imagen de CTXT
Dolores Delgado y Eduardo Inda saliendo del mismo edificio del centro de Madrid tres horas antes de la salida de prisión del ex comisario Villarejo.

La normalidad democrática se demuestra andando. Y andando salieron de un piso céntrico de Madrid donde reside habitualmente el abogado Baltasarar Garzón, ex magistrado inhabilitado, su pareja, la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, y los periodistas Eduardo Inda y Manuel Cerdán, del diario digital OK Diario, imputado el primero de ellos en un caso relacionado con las denominadas Cloacas del Estado. Por separado y con apenas unos 25 minutos de diferencia, Delgado e Inda salieron a pie intentando evitar ser grabados y también las preguntas del periodista Willy Veleta, de Contexto, que dio este miércoles la exclusiva.

A esa normalidad democrática se une en paralelo la que protagonizó tres horas después de ese encuentro furtivo, exactamente a las 18,36 horas, el comisario jubilado José Manuel Villarejo, imputado en una treintena de causas por organización criminal y blanqueo, al salir en libertad por la puerta de la prisión madrileña de Estremera con un parche en el ojo y una mascarilla adornada con la bandera de España mientras pregonaba a los periodistas que lo esperaban: “las cloacas no generan mierda, la limpian”. Pero la frase más llamativa que pronunció, posiblemente encriptada hacia un difuso receptor, fue esta: “Me lo han robado todo menos la confianza en la justicia”. Dicho el mismo día y casi a la misma hora del encuentro de la fiscal general con Inda y Cerdán.

Villarejo queda en libertad condicional y sin fianza nueve meses antes de que cumplirse el plazo máximo de cuatro años de estancia en prisión preventiva sin ser juzgado, al tiempo que la Fiscalía Anticorrupción admite que existe riesgo de fuga, algo que el propio ex comisario negó a su salida de prisión.

Anticorrupción libera al ex comisario nueve meses antes del límite de la prisión preventiva y reconociendo que existe riesgo de fuga

La libertad la ha decretado el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción pese a que reconoce riesgo de fuga, justo un día antes de que el ex comisario declare por el denominado Caso Tándem, macrocausa judicial que investiga en una treintena de piezas separadas una presunta trama de corrupción compuesta por Villarejo y altos cargos de la cúpula policial. Según la investigación judicial, la red obtenía presuntamente beneficios e ingresos espurios gracias a la información a la que tenían acceso por razón de su cargo. Los investigados llegaron a utilizar con carácter sistemático dicha información para amenazar y chantajear a empresarios, jueces y altos cargos de la Administración del Estado, según la Audiencia Nacional.

Un día después de este sorprendente encuentro de la fiscal general del Estado con el polémico tertuliano televisivo y director de OK Diario y con el periodista de este diario digital Manuel Cerdán, conocido en otros tiempos por sus exclusivas en cabeceras como Interviú y El Mundo, y muy cercano a Villarejo, la máxima responsable del Ministerio Público de este país y ex ministra de Justicia con Pedro Sánchez, el mismo presidente del Gobierno que la eligió para ocupar el cargo de fiscal general, aún no ha dado explicaciones de un encuentro tan sorprendente y de los motivos que la han llevado a ello, precisamente el mismo día y casi a la misma hora que salía de prisión el comisario jubilado, con el que la propia Delgado mantuvo al menos tres encuentros en 2018.

Villarejo, su parche en el ojo y la bandera de España en la mascarilla, este miércoles al salir de la cárcel de Estremera pese al riesgo de fuga.

Filtración de un audio de Villarejo con Delgado

La fiscal general reconoció las reuniones con Villarejo en septiembre de 2018, precisamente cuando se cumplía el primer año en prisión del ex comisario y coincidiendo con la filtración de un audio de 2009 en el que se oía una animada y desafortunada charla por el tema tratado de la hoy máxima responsable del Ministerio Público con el propio Villarejo y también con el ex magistrado Baltasar Garzón, pareja actual de Delgado y abogado de un bufete que lleva la defensa de varios acusados en el caso Villarejo. En ese audio, la hoy fiscal general se refirió como “un maricón”

al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con el que compartió Consejo de Ministros en el primer ejecutivo de Pedro Sánchez.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre