Un coro de ancianos en el Hospital de  Salud Mental  en La Habana, después de una  larga  visita de rectores de las principales universidades  de América Latina, puso en evidencia  de lo que significan las  artes, empezando por la música, como la terapia más efectiva y hermosa que contribuye al cuidado de la  Salud Integral. Nuestro recuerdo al doctor Aníbal Espino, rector de la Universidad Nacional de Trujillo  y a Ladrón de Guevara  de San Marcos  de Lima. La Habana, 1975, periodistas del Grupo Andino visitaban los avances de la  reforma agraria.

Orquesta Sinfónica de Cuba.

Mayo 2020. Una investigación efectuada por un equipo internacional de neurocientíficos, destinada a valorar los efectos del entrenamiento musical, encontró que sí ocurren cambios estructurales en el cerebro de niños con al menos 15 meses de práctica sistemática, en comparación con los que solo recibían una clase semanal de esa materia, explicó Orfilio Peláez |

La musicoterapia contribuye al desarrollo de habilidades y a la integración social de niños con necesidades educativas especiales.

Promovido desde la Facultad de Ciencias Médicas Julio Trigo, hoy ese programa llega a todo el país –  Proyecto Histartmed,  tiene entre sus novedades el rescate y difusión del añejo uso de las artes en el tratamiento de diferentes enfermedades, con beneficios que ya  empiezan a ser corroborados por la ciencia.

La música, de la cual el filósofo griego Platón dijo en su época que la misma era para el alma lo que la gimnasia representaba al cuerpo. Hace más de 2 000 años, al mostrar las reacciones que ocurren cuando escuchamos música o se toca un instrumento.

También en los últimos tiempos los científicos lograron observar que los músicos profesionales tienen una mayor simetría entre los dos hemisferios cerebrales, el tamaño de su cerebelo es superior y exhiben concentraciones más elevadas de materia gris en áreas motoras, auditivas y visuoespaciales, todas ellas implicadas en la producción y percepción de la música.

Sus favorables efectos al activar distintas estructuras cerebrales, la música empiezar a considerarse una herramienta adicional para tratar diversas enfermedades capaces de lastrar la salud física y mental de las personas.

La doctora Isis Betancourt Torres  y la máster en Ciencias Idida Rigual González, considera que la denominada musicoterapia se aplica básicamente en el tratamiento de la depresión geriátrica, y en niños y adolescentes con trastorno del espectro autista (de manera general logran una respuesta más favorable en la comunicación), síndrome Down, parálisis cerebral, síndrome de Rett, necesidades educativas especiales, y ansiedad e hiperactividad, en combinación con la equinoterapia y otros procedimientos.

El Doctor en Ciencias Nibaldo Hernández Mesa, del Centro de Neurociencias de Cuba (Cneuro), considera que escuchar música repercute de manera favorable en la neuroplasticidad, condición que expresa la probada capacidad del cerebro de generar el crecimiento de nuevas conexiones y la creación de nuevas neuronas, aún en personas de la tercera edad, que hayan sufrido alguna enfermedad cerebral, si se potencia ese tipo de estímulo. Abre esperanzadoras perspectivas de lograr una recuperación apreciable de los pacientes aquejados por dichas dolencias.

Actualmente, en diferentes países se han ejecutado varios proyectos investigativos, cuyas valoraciones preliminares sugieren que oír la música de su preferencia, en particular la escuchada cuando se era niño y adolescente, en sesiones terapéuticas de 30 a 45 minutos de duración, puede contribuir a la mejora conductual de pacientes con Alzheimer.

 Aun cuando hacen falta estudios más abarcadores enfilados a demostrar  el fundamento científico de las terapias musicales, lo observado hasta ahora debe potenciar su empleo para el desarrollo de diferentes habilidades y propiciar una calidad de vida superior en personas con problemas emocionales, neurológicos y otras dolencias.

Según el Proyecto Histartmed se ha pasado de su original campo de acción centrado en las aulas de la Facultad de Ciencias Médicas Julio Trigo,  a casi todo el país. El Proyecto también auspicia investigaciones centradas en indagar  en la vida y obra de grandes personalidades mundiales y cubanas en disímiles esferas, conocer las enfermedades que padecieron, cómo fueron capaces de sobreponerse frente a ellas y legarnos obras clásicas de la pintura, la literatura y la escultura, grandes conquistas sociales o avances científicos trascendentales.

La celebración del Congreso Internacional Histartmed 2020, con el Coloquio Integrador de Historia, Arte y Medicina, contó  con la presencia de más de 250 profesionales de Cuba, España, Argentina, Uruguay, Brasil, México, Colombia y Trinidad Tobago.

…..

Sobre el coronavirus2019.

CUBA

Según ha informado el Vicepresidente de Cuba, Bruno Rodríguez, 217 profesionales cubanos de la salud han puesto rumbo a Sudáfrica para la ayuda en la lucha contra el coronavirus COVID-19. A cambio, recibe un donativo del país sudafricano de medios de protección, insumos y materiales para reforzar su sistema sanitario.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre