La esposa de Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos, dará clases a tiempo parcial en un colegio cristiano de Washington que tiene prohibido a estudiantes, padres y profesores homosexuales.

Karen Pence impartirá la asignatura de arte elemental dos días a la semana. En un comunicado de la portavoz del vicepresidente, Kara Brooks, se hizo oficial la vuelta de la segunda dama a la enseñanza, una profesión que ya había ejercido durante doce años mientras Mike Pence era congresista.

En las normas del colegio Immanuel Christian se establece que el centro tiene la potestad de rechazar la admisión de un solicitante «si el ambiente o la conducta dentro de un hogar particular, las actividades de un padre o tutor o las actividades del estudiante son contrarias u opuestas al estilo de vida bíblico que la escuela enseña». Más adelante, esas normas indican claramente que en esas actividades se halla el «participar, apoyar o aprobar la inmoralidad sexual, la actividad homosexual o la actividad bisexual, promover tales prácticas o no poder apoyar los principios morales de la escuela».

Los padres, además, deben firmar unas normas en las que los progenitores deben reconocer «la importancia de una cultura familiar basada en los principios bíblicos y acepto valores familiares bíblicos, como un matrimonio saludable entre un hombre y una mujer. Mi papel como mentor espiritual para mis hijos será tomado en serio».

Además, se impone que el término «matrimonio tiene un solo significado: la unión de un hombre y una mujer en una unión de pacto exclusiva y exclusiva, como se describe en las Escrituras».

Dentro de las normas se establecen, por ejemplo, como causa de expulsión «actividad heterosexual fuera del matrimonio (por ejemplo, sexo prematrimonial, convivencia, sexo extramatrimonial), actividad sexual homosexual o lesbiana, poligamia, identidad transgénero, cualquier otra violación de los roles únicos de hombre y mujer, sexual, acoso, uso o visualización de material pornográfico o sitios web, y abuso sexual o irregularidades hacia menores como lo definen las Escrituras».

El vicepresidente Mike Pence destaca por sus ataques contra la comunidad gay, por su apoyo a las terapias de conversión de homosexuales a través de su posicionamiento favorable a dar fondos federales para tratar a las personas de la comunidad LGTBI.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here