martes, 3agosto, 2021
21.5 C
Seville

La muerte no tiene novio porque es homosexual.

Sonia Vivas Rivera
Nació en Barcelona en el año 1978. Hija de una familia de emigrantes extremeños. Pedagoga y educadora, policía vocacional. Cursó master en ciencias forenses y se especializó en derechos contra las libertades fundamentales liderando el servicio de delitos de odio pionero en Baleares. Residente en Palma de Mallorca, entiende la seguridad pública como un servicio al ciudadano en comunión con los derechos humanos. Mujer, feminista, lesbiana y de izquierdas. Concejala de Justicia Social, Feminismo y LGTBi del Ayuntamiento del Palma de Mallorca
- Publicidad -

análisis

Fascismo, narcotráfico y fe

El enfoque religioso en el uribismo tiene un origen ya descrito en analistas e investigadores de las estrategias fascistas. Ya Klemperer en 1947, a partir...

Zapata y Peleteiro dejan en ridículo la xenofobia de la ultraderecha

La madre de Ray Zapata, el flamante medallista en gimnasia artística, tuvo que salir de República Dominicana, con sus tres hijos a cuestas, en...

Los Koala, un grupo salvaje especialmente violento

Detenido en Medina de Pomar, Burgos, otro implicado en la brutal paliza a un joven de Amorebieta. Se trata de un chico de 18...

Moncloa apuesta por la co-gobernanza con las autonomías para enfocar la recuperación tras la pandemia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez apostó el pasado viernes por la co-gobernanza con todas las autonomías para enfocar la recuperación tras la pandemia....
- Publicidad-

Hoy ando un poco revuelta, algo inquieta, pensando e intentando adivinar cual puede ser el motivo de ese desasosiego, de esa falta de calma interior, de esa zozobra en estado máximo que me ha atrapado y se niega a soltarme.

He analizado el contexto de esa desazón mía que viene impresa en letra mayúscula y he llegado a la conclusión de que la puesta en escena de una Semana Santa de exaltación patria me ha agitado interiormente y sobremanera. Las penitencias, los muñecos de cartón piedra dolientes y sangrantes, las imágenes de maltrato extremo y de violencia, las cruces y las crucifixiones en vivo de gente que quiere sufrir como sufrió Jesús, los legionarios marcando paquete, unos más que otros, y cantando el novio de la muerte con el coro de la plana mayor del Gobierno de este país aconfesional que no laico, gente con cadenas en los pies que creen que hacer exhibición de la autolesión pondrá su pecadómetro a cero. Todo ello con el atrezzo de fondo de un paisaje miedoso de montones de personas que debajo de un capirote y con un velón encendido entre las manos, deambulan en procesión, en un tránsito tambaleante, lento, al ritmo de tambores o envuelto en un silencio ronco y extremo.

Los curas sirviendo copas de discurso de odio impune en la “Happy Hour” de una semana de explosión de un adoctrinamiento consentido y necesariamente auspiciado y permitido, apoyado y encubierto bajo el seudónimo de “Evangelio”, cuando en realidad lo que asoma es el intacto, pero disfrazado para la ocasión, nacionalcatolicismo que nunca se marchó y que siempre ha estado, aunque envuelto en otras identidades y bajo diversas apariencias.

Claman desde los púlpitos sotanas de exención rabiosa y de enfado permitido. Hábito pío de la normalización social de dos realidades enfrentadas por la opresión constante de las túnicas de Padrenuestro que atacan con furia a quienes, con nuestras vidas, ponemos en peligro la pervivencia de su sistema, de ese que como Dios manda, les mantiene en el poder y les facilita seguir viviendo de un cuento de palomas, vírgenes y un señor que bien podría haber sido el primer comunista y que era curandero.

- Publicidad-

Me turba ver a mi vecino, al que saludo a diario en el bar de la esquina del barrio, alardear de un dolor de espalda inmenso y del enorme tamaño de una llaga purulenta e infecta en uno de sus hombros. Pústula ocasionada por cargar un paso que pesa tanto o más que el arrastre de un sistema político déspota, que usa la tradición y el miedo de la gente a dar la espalda a lo que entienden es un nexo identitario que nos aúna a todos en un solo corazón. Ese tronco colectivo que nos vendieron como el denominador común de una raza española a la que debes abrazarte si no quieres ser tachado de antisistema, resentido o persona violenta. Violenta porque piensas, porque transgredes con tu vida y con tus actos las imposiciones con las que pretenden controlar y controlan las vidas de todos nosotros; violenta porque la nitidez de tu mirada te permite ver como el poder en manos de los mismos de siempre utiliza las emociones en su propio beneficio para crear trincheras, orillas y fronteras separadas por abismos insalvables; violenta porque escuchas la música que suena de fondo con melodía de utilización rastrera del atontamiento de un pueblo que se mantiene muy ignorante y tiene miedo a ser libre; violenta porque constantemente te obligan a posicionarte, a tomar partido, a marcarte y etiquetarte en una de las dos categorías reinantes que son las mismas de siempre; violenta porque sabes que no es enfado sino dolor enconado, dolor de opresión, dolor de silencio, dolor de patada con bota militar en toda la boca.

Para acabar y sin querer ser agorera, en mi hondo desasosiego de hoy y para ilustrar este artículo que me colocará en el bando de los violentos y de los antisistema, les dejo el mensaje de Francisco Franco a los Españoles con motivo del Año Nuevo de 1959, para que vean que nada ha cambiado, que seguimos envueltos en las mismas pugnas porque todo se quiso resolver matando, que la Semana Santa es una forma de sostener, mediante la exaltación y la aceptación colectiva, un sistema político que sigue instaurado. Que el discurso del dictador asesino es contemporáneo y podría ser el mismo que pronunciase algún novio de la muerte de esos que se emocionan tanto, tanto, cantando.

“La República acrecentó y multiplicó todos estos males (la inestabilidad política, el fomento de la lucha de clases, un ambiente permanente revolucionario con menoscabo de la autoridad, el terrorismo en determinadas regiones, la decadencia espiritual y el atraso cultural de grandes sectores, el bajo nivel de vida y las enormes desigualdades sociales, el fomento libre de los separatismos y el estancamiento de nuestro progreso económico) agravándose la desintegración nacional con el pacto con los separatismos. La libertad de las conciencias con leyes perseguidoras de la religión y de la Iglesia; la defensa nacional, con la debilitación de las instituciones castrenses; el orden, con el quebranto del principio de autoridad; el trabajo, con la paralización económica, y los fundamentos de nuestra civilización occidental con el deslizamiento rápido hacia el comunismo”.

Que disfruten de las restantes 51 semanas no santas camaradas.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

5 Comentarios

  1. Bueno, si esta mujer se entera ahora del pais en el que vive, tan de todo, pero malo, pues es un poco retrasada.
    Si ese pais que ella dice que tenemos, que por supuesto tiene defectos y es mejorable, no le gusta, pues que lo cambie, si es capaz, o que cambie de pais.
    La muerte no es homosexual, es heterosexual; lo mismo da a mujeres, que a hombres. Pero cuando la muerte es un riesgo de la profesión, si llega a ser tu novia, por llamarlo de alguna manera, o tu novio, si se es legionaria. No sé como hace en otros paises para tener un ejercito laico, sin duda que deberán inventarse alguna religión para conseguirlo, quizas deberiamos aprender a tener un ejercito sin Cristos, sin misas a los difuntos, sin esas cosas que chocan en el Ejercito español, pero todos deseamos, soldados y paisanos tener una buena muerte cuando nos llegue la hora, que nos ha de llegar antes o después.

  2. Hablas de un dictador asesino en los años 30, de quien es de Stalin, la verdad es que se coló, 100 millones de muertos es mucho para un solo dictador, por muy comunista que sea, a Dios gracia aunque intento liquidar a españa no lo logro, algunos españoles lograron acabar con esa lacra de asesinos y despues vivimoas en paz muchos años. A ti hija se te ve un poco de tendencias dictaroailes, no se porque te quejas de el si eres parecida. Pienso que con el tiempo aprenderas que en este mundo todos tenemos derecho a vivir pues el sol sale para todo, mientras tanto resguardate no te de un arrechucgho al ver la felicidad que le produce a mucha gente sacar un trono. En fintu te lo pierdes

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Una quimera: derecho a que la Justicia haga justicia

El juez García Castellón imputa Fernández Díaz y a su cúpula policial en el caso Kitchen por espiar a Bárcenas. Así mismo desvincula del...

Cataluña consigue en la reunión bilateral 1.700 millones para la ampliación del aeropuerto del Prat

Como “un buen comienzo” ha sido ha calificado por la nueva ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, la Comisión Bilateral en la que se...

Fascismo, narcotráfico y fe

El enfoque religioso en el uribismo tiene un origen ya descrito en analistas e investigadores de las estrategias fascistas. Ya Klemperer en 1947, a partir...

Reparación a las víctimas del franquismo

Ley de Memoria Democrática SÍ, NO a la ley fascista de la concordia. El Gobierno tras el Consejo de Ministros en La Moncloa, el 20/07/2021,...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Una quimera: derecho a que la Justicia haga justicia

El juez García Castellón imputa Fernández Díaz y a su cúpula policial en el caso Kitchen por espiar a Bárcenas. Así mismo desvincula del...

Cataluña consigue en la reunión bilateral 1.700 millones para la ampliación del aeropuerto del Prat

Como “un buen comienzo” ha sido ha calificado por la nueva ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, la Comisión Bilateral en la que se...

Fascismo, narcotráfico y fe

El enfoque religioso en el uribismo tiene un origen ya descrito en analistas e investigadores de las estrategias fascistas. Ya Klemperer en 1947, a partir...

Reparación a las víctimas del franquismo

Ley de Memoria Democrática SÍ, NO a la ley fascista de la concordia. El Gobierno tras el Consejo de Ministros en La Moncloa, el 20/07/2021,...