Un hombre de 42 años de edad murió en el día de ayer al sufrir un accidente al parecer de un golpe de calor y que fue abandonado en el Centro de Salud de Sutullena de la Ciudad de Lorca. El trabajador era un temporero.

Hasta ahora no ha trascendido más información sobre las causas del siniestro debido a la falta de comunicación existente cuando ocurren hechos de este tipo. Para el sindicato CCOO, la administración favorece las malas prácticas de las empresas por la falta de aplicación de los preceptos de la normativa vigente en materia de prevención de riesgos laborales, ya que todo empresario debe adoptar las medidas de prevención y protección para favorecer la seguridad de todos sus trabajadores/as. La exposición a temperaturas ambientales extremas representa un peligro bien conocido para la salud humana, cuya gravedad oscila desde malestar y la fatiga hasta el temido golpe de calor con este fatal desenlace que ha supuesto la vida de la persona afectada.

El sindicato ha lamentado este fallecimiento y manifiesta la intención de esclarecer las causas del accidente, así como en pedir responsabilidades y pone a disposición de la familia de la persona fallecida todos los servicios a su alcance, además de destacar “la necesidad de que la Administración vigile las condiciones de trabajo y que refuerce la vigilancia en las empresas para que se cumplan las condiciones de prevención de riesgos laborales”.

El aumento continuo de la siniestralidad laboral es, para CCOO, una muestra más de la mala calidad del empleo que generan las políticas desarrolladas por el gobierno regional.

El sindicato ha denunciado públicamente y ante la inspección de trabajo los incumplimientos de las empresas, que no facilitan agua fresca para beber a su personal, tampoco comedores donde puedan protegerse de las inclemencias climáticas y que incluso incumplen la jornada intensiva, y todo ello con el agravante de estar advertidas de las altas temperaturas que se darían en estos días.

Esta situación hace que el sindicato exija a las empresas una mayor inversión para desarrollar los planes de prevención en sus centros de trabajo, así como una vigilancia especial de la Inspección de trabajo y las Administraciones Públicas de las condiciones laborales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre