La Ministra de Agricultura y Pesca Isabel García Tejerina podría haber concedido licencias para extraer coral rojo de forma irregular. Así lo entiende el grupo parlamentario Esquerra Republicana (ERC) que ha solicitado la comparecencia de la Ministra ante el Congreso para que dé explicaciones acerca de las doce licencias de extracciones concedidas a pesar de la moratoria existente de la Generalitat.

Las licencias se habrían concedido para extraer el coral rojo en la Costa Brava y en el Maresme, contraviniendo estudios científicos que aconsejaban lo contrario, y que concluían que el 90% de las poblaciones en aguas catalanas tienen un estado de conservación «crítico». Una moratoria además por parte de la Generalitat pretendía evitar además que se perdiesen las últimas colonias que existen de esa especie.

El Departamento de Agricultura anunció la medida el año pasado e hizo público que se empezaría a aplicar este 2018 y hasta el 2027 suspendiendo los permisos que se daban en aguas interiores (bajo su competencia) desde Cap de Begur hasta la frontera francesa.

ERC exige explicaciones al gobierno español para otorgar licencias para extraer coral rojo desde Begur (Baix Empordà) hasta Arenys de Mar (Maresme), incluyendo áreas de alto valor ecológico como las Islas Hormigas. El grupo parlamentario considera que la medida choca frontalmente con la moratoria de diez años después de un estudio hecho en el 2017 por catorce científicos, y reconocido por el ministerio, donde se alertaba sobre el mal estado del coral rojo al litoral catalán.

El coral rojo (Corallium rubrum) se distribuye por el Mediterráneo y aguas atlánticas adyacentes y ha sido sometido desde tiempos antiguos a una actividad extractiva por su uso en joyería. Se trata de una especie de crecimiento muy lento y muy sensible a la sobreexplotación. Sus colonias dan refugio a muchas especies de pescados e invertebrados y conforman un hábitat de interés pesquero, el coral-ligen, protegido por varias normativas europeas como el Reglamento de Medidas técnicas del Mediterráneo y la Directiva Hábitats. En 2015 entró en la categoría de “en peligro de extinción”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre