La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha revelado este lunes que los informes médicos concluyen que el fallecimiento de un militar del acuartelamiento de Aizoáin, en Navarra, fue consecuencia de la administración de la vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca. 

En los informes médicos que nos han dado parece que no hay ninguna duda de que [su muerte] fue consecuencia de la administración de la vacuna”, ha indicado Robles a los medios de comunicación.

Robles ha visitado el Regimiento de Infantería «América» 66 de Cazadores de Montaña, al que pertenecía el cabo Francisco Pérez, fallecido por trombosis días después de haber sido vacunado con AstraZeneca.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre