La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, María Aránzazu «Arancha» González Laya, ha confirmado este martes, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros, el asesinato del periodista David Beriáin y su cámara Roberto Fraile en Burkina Faso.

Ambos se encontraban «en paradero desconocido» desde este lunes en el país africano junto a otras dos personas, ciudadano burkinés y otro irlandés. Los medios locales había apuntado a que habrían sido secuestrados durante un ataque registrado en el sureste del país.

Fuentes de seguridad citadas por Infowakat habían indicado que el ataque fue ejecutado por personas armadas no identificadas contra una patrulla mixta de la unidad contra la caza furtiva en la provincia de Kompienga (sureste) y que se saldó con tres heridos y cuatro desaparecidos, entre ellos un miembro de las fuerzas de seguridad, sin que las autoridades del país africano se hayan pronunciado por el momento.

El ataque, perpetrado cerca de la localidad de Pama, capital de la provincia, se saldó además con el robo de armamento y equipamiento por parte de los asaltantes. Entre el material se encuentran dos ametralladoras montadas sobre vehículo, un dron, doce motocicletas y receptores de frecuencia.

Violencia yihadista

Burkina Faso, el cuarto país más pobre del mundo y que fue una de las naciones más seguras de África Occidental, el restaurante de comida turca Aziz Istanbul, en el centro de Uagadugú, su capital, que todavía permanece cerrado con su fachada destrozada tras los ataques integristas de agosto de 2017, que dejaron 18 muertos, quizás sea la postal más exacta para comprender la realidad del país.

Desde 2016, hasta principios de 2019 el país africano ya ha sufrido cerca de 300 ataques de grupos vinculados tanto a al-Qaeda como al Dáesh, dejando casi 300 muertos. Uagadugú, fue atacada en dos oportunidades más, dejando cerca de 90 muertos en total. El primer ataque fue contra la cafetería Cappuccino y el Hotel Splendid en enero de 2016, que dejó una treintena de muertos y el último se produjo en marzo pasado, en cercanías de la embajada francesa y el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, con otras 28 víctimas mortales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre