La presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet (Ciudadanos), escucha atentamente la intervención del portavoz de Vox, Alejandro Hernández, en un pleno.

La Mesa del Parlamento de Andalucía, compuesta por ocho diputados (dos del Partido Popular, dos de Ciudadanos –entre ellos la presidenta de la Cámara, Marta Bosquet–, dos de PSOE, uno de Adelante Andalucía y otro de Vox), ha decidido admitir a trámite la reprobación de los ex presidentes andaluces Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz (todos del PSOE) por el caso de los ERE a petición de una Proposición No de Ley (PNL) del grupo Adelante Andalucía. El Grupo Parlamentario Socialista ha anunciado que acudirá al Tribunal Constitucional al tiempo que compara al presidente andaluz, Juanma Moreno Bonilla, con el president de Catalunya, Quim Torra.

El PSOE llevará la tramitación del Parlamento andaluz al Tribunal Constitucional

Este trámite parlamentario ha sido aprobado este miércoles en la Cámara autonómica pese al informe jurídico en contra de los Letrados del Parlamento, que asegura que una reprobación de estas características vulnera la legalidad. “No cabe utilizar la Proposición No de Ley (PNL) como mecanismo para proponer la reprobación del presidente de la Junta y del Consejo de Gobierno que de él depende o del Consejo de Gobierno en pleno”, subraya el citado informe jurídico, que determina también que la exigencia de estas responsabilidades políticas ya están debidamente articuladas en el Estatuto de Autonomía a través de la figura de la moción de censura o también con el rechazo a una cuestión de confianza.

Esta admisión a trámite ya ha levantado una polvareda en el Grupo Socialista, que ve paralelismos con lo sucedido en el Parlament de Cataluña en septiembre de 2017 con el proceso de “desconexión”. Así, el diputados socialista y ex consejero Antonio Ramírez de Arellano apunta en Twitter: “Admisiones a trámite de iniciativas con los Letrados de la Cámara denunciando su ilegalidad… sucede en el ‘Parlament’ de Andalucía”.

El portavoz parlamentario del PSOE andaluz, José Fiscal,
ha advertido de que el presidente Moreno Bonilla y la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, de Ciudadanos, “se han equiparado” a Torra y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, que “están como están por saltarse los informes de los letrados del Parlamento”. Fiscal recuerda que los informes de los letrados “marcan la legalidad de las decisiones” y, en este caso concreto, el informe al respecto apunta “con toda claridad que no procede la toma en consideración de esta iniciativa”.

La reprobación, una figura inexistente

Adelante solicita en su propuesta la reprobación de presidentes y gobiernos que ya han cesado en sus puestos y, a este respecto, el letrado de la Cámara señala que, en caso de tener cabida su reprobación, “la inadmisión de la misma quedaría privada de sentido ya que bastaría con dejar pasar el tiempo y esperar al cambio de la relación entre mayoría y minorías políticas en el Parlamento a consecuencia de unas elecciones para llevar a cabo lo que anteriormente se consideró inadmisible”.

El ex letrado del Tribunal Constitucional Joaquín Urías asegura en Twitter que “la reprobación es una figura inexistente. Históricamente era una censura que buscaba la dimisión, pero ahora es sólo una moción más. Sometida sólo a los límites que ha introducido el TC sobre competencia”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre