La mayoría en el Congreso seguirá en 176 escaños pese a la suspensión de los diputados presos en prisión preventiva.

El informe encargado por la Mesa de la Cámara a sus servicios jurídicos el pasado 24 de abril, el mismo día en el que decidió aplicar el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal a Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, concluye, según fuentes parlamentarias, que no hay razones para alterarlo.

El órgano de gobierno del Congreso, presidido por la socialista Meritxell Batet, se reúne este miércoles a las 12:30 horas para, entre otras cosas, analizar lo expuesto por los letrados y tomar formalmente una decisión definitiva, pero en principio asumirá sin más sus criterios.

Precedentes

En las últimas semanas, los servicios jurídicos habían analizado precedentes en los que se optó por una modificación de ese estilo. Ocurrió en 1986, cuando la mayoría absoluta se rebajó a 173 escaños, o en 1989, cuando quedó en 167. Pero en ambos casos la alteración venía dada por razones distintas. En 1986, los electos de Herri Batasuna no juraron la Constitución y no llegaron a adquirir la condición plena de diputados y en 1989, se anularon las elecciones en las provincias de Pontevedra y Murcia, así que la Cámara se constituyó con menos miembros de los previstos en la ley.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre