viernes, 17septiembre, 2021
20.2 C
Seville

La mar y aquel pino

José Antonio Vergara Parra
Licenciado en Derecho por la Facultad de Murcia. He recibido específica y variada formación relacionada con los trabajos que he desarrollado a lo largo de los años.
- Publicidad -

análisis

Sánchez marca la diferencia entre la sociedad española y catalana

Cuando se inicia un proceso de diálogo el objetivo prioritario es alcanzar el arreglo. La primera reunión de la mesa de negociación demostró que...

Occidente, sin rumbo ni liderazgo, en peligro

Occidente, liderado por los Estados Unidos, la OTAN y los principales países europeos, ha sido derrotado y humillado en Afganistán. La retirada caótica, vergonzante,...

‘Sin Andrés’ o el difícil arte de hacer la compra sin enriquecer al primer ministro checo

Desarrolladores informáticos de la República Checa están tomando, al hilo de las circunstancias políticas y económicas, un camino inexplorado. Y es que muchos ciudadanos...

Casado queda como un homófobo ante toda Europa

A Pablo Casado ya lo ven como un tipo raro en Europa. ¿Cómo puede ser que el jefe de la oposición española, o sea...
- Publicidad-

El arte, en todas sus expresiones, me fascina. No encuentro forma más sugerente de respirar. El hombre, desde que tuvo consciencia de ello, sintió la necesidad de expresar sentimientos, de comunicarse de otra manera. Pintó, bailó, actuó, esculpió, compuso, edificó, escribió e ideó mil maneras de renacer.

Yo escribo. Es una necesidad, una terapia, casi una urgencia. Pero no importa la excelencia, si es que alguna vez la tuvo mi verbo. Estériles serían mi prosa y mi torpe verso si a la verdad no hubieran de servir. A veces, mis palabras han sido desmedidas, injustas. En ocasiones, me han servido de absurda coartada para silenciar culpas o aplacar la conciencia. Pero es inútil. De nada sirve salvo para engañarme por un tiempo. Si a alguien herí de palabra o acción, mis sinceras disculpas. Si alguna vez a alguien fallé o defraudé, que me consta que así fue, quiera Dios que halle penitencia y perdón.

Lo más hermoso, lo único valioso se escribe con hechos, con actos libres y limpios. Misioneros que llevan ayuda espiritual y material a los más paupérrimos lugares del mundo; médicos que consumen sus vacaciones para salvar vidas donde éstas tienen un valor demasiado efímero; jóvenes que recogen nuestra basura de playas y montes; personas que dedican su vida y energías a niños con graves carencias o a ancianos desvalidos. Esto sí que es belleza, porque hay verdad en ello. Actitudes y aptitudes maravillosas que no precisan ornamento ni relato ni grandilocuencia. No hay obra de arte en el mundo que iguale el testimonio de estas gentes ni mayor excelencia que la bondad.

A mucha distancia estamos quienes, prisioneros de nuestro egoísmo o de nuestra comodidad, apenas servimos para contar cosas o para derramar color en un lienzo, o para interpretar vidas inventadas o para que la armonía viaje por el aire. A las artes sin verdad sólo puedo concederle utilidad pero nada más. La cultura debiera servir para cantar al bien y censurar el mal. Quisiera que mi vida fuese como la de un velero donde la libertad, descarnada y franca, empujase las velas hacia buen puerto. Quisiera que mi palabra fuese como esa brisa salada y pura que golpea mi frente y eriza la piel. Quisiera que mi velero pintara estelas en la mar, profundas y persistentes. Asiré bien fuerte el timón para burlar vientos caprichosos y mareas inciertas. Desoiré cantos de sirena pero me abandonaré a las estrellas, también a la luna.Y cuando el faro me guiñe su ojo, iré a proa, llevaré la mano a mi frente y saludaré al centinela leal y vetusto. Torre amiga, hoy y siempre,que mira de frente al marino, que en eterno duelo se bate con la niebla, la lluvia y la noche.  Atormentado testigo de naufragios, de tormentas y calma, de grises, de azules y esmeraldas.

¡Cómo quisiera desaprender lo aprendido y resetear el alma! Ladear lo correcto y afrontar mis sueños. Maldecir lo seguro y buscar lo nuevo. Burlar al destino e inventar el camino. Ignorar el ruido y ser intrépido, incluso imprudente; eso es lo que quiero, de veras.Y que sea lo que haya de ser. O lo que Dios quiera, al que busco y me esquiva. Al que llamo y no hallo mas debo ser yo que, ciego y sordo, ni oigo ni veo. Me cobijaré en aquel pino eterno, verde, robusto y fresco, sabedor de lamentos, también de consuelos, que otea a mis gentes y a todo mi pueblo.  ¿Te acuerdas cuando era pequeño, en aquellos brazos, en aquellas miradas, en aquel regazo? Se fueron, marcharon, ¡maldita sea! Me quedé sin faro, perdido, desolado. Es incierto que el tiempo dulcifique el dolor; sólo nos revela su magnitud. Hago cuánto puedo aunque es poco; lo sé. Me harté de certezas y zozobras, de logros, de fracasos y de otros impostores.

Encaramado en aquel risco elevado, desplegaré los brazos y retaré en duelo al vacío.  No importa cuán brusca sea la caída porque sabré que los sueños son alados y, quién sabe, puede que las corrientes se alíen con los dioses.  Quisiera honrar esta vida regalada, ¡querría tantas cosas…….!  Pero el tiempo cabalga veloz.

Siempre quedará la mar, gris, azul o esmeralda. Y el cielo en el que se mira cada mañana. Y la arena que esculpe mis pisadas. Aquel niño construye un castillo y aquel otro reta a las olas. La mar, hoy quieta apenas balancea esas barcas antiguas, vestigios de cuentos e historias. El graznido de las gaviotas me recuerda que hay un cielo que nos mira y un mañana que espera. Anochece y hace fresco; he de irme. Pero antes miraré el firmamento y besaré a mis cinco estrellas, a las que más quiero, por las que vivo y respiro.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. En el recinto de la feria de muestras del noroeste, mientras la parienta se daba de espíritu a lo comercial, como en ella es costumbre, a mí sólo me quedaba lo de deambular aguardando este consabido desenlace de cargar con las bolsas.
    En un local abierto había dos rapaces de unos dieciocho, uno de cada sexo, vestidos de ropas medievales ejerciendo de modo óptimo de cuentacuentos. La audiencia estaba compuesta de niños y niñas de cinco a nueve años, y yo, que allí me estampada sin ánimo alguno de enmienda por un espacio de tiempo entre diez y treinta minutos. No sé. Pero por megafonía reclamaron la presencia de una niña de seis y la mía a unísono.
    Nos costó dejar el local, la llevaba de la mano y desde aquella somos amigos.
    Fin.
    A mí me gustan las historias, en especial las que acaban bien.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

016, servicio clave para la lucha contra las violencias machistas

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha comparecido para actualizar los datos del servicio 016 del mes de agosto,...

La banca japonesa se convierte en uno de los principales enemigos de la humanidad

Tal y como publicamos en Diario16, los bancos japoneses Mizuho y SMBC se encuentran entre los 10 principales financiadores de la industria del carbón....

Ribera anuncia una inversión de 90 millones de euros para construir un parque fotovoltaico para el trasvase Júcar-Vinalopó

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha detallado inversiones por valor de 668 millones de euros...

Sánchez marca la diferencia entre la sociedad española y catalana

Cuando se inicia un proceso de diálogo el objetivo prioritario es alcanzar el arreglo. La primera reunión de la mesa de negociación demostró que...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

016, servicio clave para la lucha contra las violencias machistas

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha comparecido para actualizar los datos del servicio 016 del mes de agosto,...

La banca japonesa se convierte en uno de los principales enemigos de la humanidad

Tal y como publicamos en Diario16, los bancos japoneses Mizuho y SMBC se encuentran entre los 10 principales financiadores de la industria del carbón....

Ribera anuncia una inversión de 90 millones de euros para construir un parque fotovoltaico para el trasvase Júcar-Vinalopó

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha detallado inversiones por valor de 668 millones de euros...

Sánchez marca la diferencia entre la sociedad española y catalana

Cuando se inicia un proceso de diálogo el objetivo prioritario es alcanzar el arreglo. La primera reunión de la mesa de negociación demostró que...