La Junta de Andalucía va a investigar si unos alumnos de 1º de bachillerato fingieron realizar una felación en un taller sobre sexualidad impartido en un instituto. Supongo que si hubieran representado Bajarse al moro también abriría un expediente para ver si fingieron ser drogadictos… o prosmicuos sin matrimonio.

Lo penoso de todo esto es cómo los ultras han conseguido lo que querían sin pasar por la Ley, prueba que no habrían superado con la Constitución en la mano. Iniciaron el Martillo de Herejes con el intento de resurrección de la censura previa y aunque no consigan legalizarlo ya lo han introducido en forma de autocensura, pues nada es más represivo que el miedo.

Me niego a debatir lo que no se debe debatir y lanzo la pregunta directamente: ¿Alguien puede explicarme justificadamente por qué es malo que dos adolescentes mayores de 16 años finjan hacer una felación? ¿Hay algo punible en chupar pollas (o coños)? Si el debate es estético, acerca de dónde, cómo o por qué lamer un nabo fresco y limpio… sería interesante, pero ¿vamos a discutir si ocultar o no esa información, esa posibilidad de expresión sexual tan digna (y satisfactoria) como otra cualquiera?

El debate moral sólo existe para los moralistas. A mí me parece estupendo el sexo oral y con higiene previene embarazos, comercializan además condones de mandarina muy ricos y existen preservativos para señoras. ¿Alguien puede explicarme por qué hemos devuelto el sexo a los penetrales del caserón? ¿Podemos explicar en clase la influencia del cornezuelo del centeno en los rituales de Eleusis o los orígenes del cristianismo? La generación permanente e intemporal del cosmos que supone el Bosón de Higgs y que sitúa a los monoteísmos creacionistas en el cubo de la basura intelectual ¿puede ser parte del temario de Física?

Objetivamente la idea de que el sexo es malo es una mala idea y no habría que luchar por llevarlo a las escuelas como no deberíamos hacerlo por explicar el darwinismo que nos demostró la falta de plan o dirección en la Naturaleza. El oscurantismo juega con el inconsciente y la represión, estos enfermos mentales psicosomáticos (no me contradigo, la mente es una herramienta del cuerpo y no al revés) juegan con la aprobación del inconsciente colectivo, promueven la etiqueta de lo pecaminoso, lo vicioso, el oprobio, la maldad… y después, aunque uno no se las crea, tenemos que levantar cada una de esas pegatinas clasificatorias para explicitar que son falsas y empezar de nuevo, son dañinos.

Esto tiene dos soluciones: ir a los Tribunales hasta internacionalizar los procesos pero no contra ellos sino contra las Administraciones que se dejen manipular por ellos, en este caso la Junta de Andalucía. La Comunidad Educativa Andaluza debería ya, ya, ya mismo, organizar una jornada de protesta masiva y propongo que todo el alumnado mayor de 16 años y el profesorado posemos desnudos, bueno, en ropa de baño descarada, frente a la Consejería a fin de salir en toda la prensa mundial para su vergüenza universal, porque demuestran ser vergonzantes para la gente no malpensante de esta Comunidad.

La otra es, una vez más, es exigir a la prensa una mínima formación periodística. La noticia no es que la chavalería finja una felación, la noticia es que un grupo de idiotas denuncien algo así. La prensa construye una parte importante de este inconsciente colectivo o lo que sea, ideología, histeria, lo que sea… el bajísimo nivel cultural de un periodismo transformado en tribuletes de “sucesos populistas” es la mejor colaboración con este neoscurantismo reaccionario, los “Me gusta” no deben ser un criterio para seleccionar lo noticiable: estáis construyendo la realidad, un poco de responsabilidad, por favor.

Como docente recomiendo al alumnado una vida sexual amplia, promiscua, rica, intensa y experimental, les pido que compartan sus cuerpos (jamás que usen los de los demás) para contribuir a la felicidad de este mundo y que prefieran el amor a la violencia, ésta llega sin buscarla y uno ha de defenderse… pero no vivir para ofender. El sexo es una herramienta maravillosa y no esconde nada malo, salvo el uso inadecuado que cualquiera puede entender, más o menos lo mismo que ocurre con una navaja, y como dijo un cristiano sensato aplicándola: “Los entes no han de multiplicarse más allá de lo necesario”, dejen en paz a la gente y follen más y mejor. ¿No han oído la mamada?

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorCauchemar
Artículo siguienteEl tour privado ha muerto, el viajero prefiere el free tour
Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor funcionario de Enseñanza Secundaria, de Filosofía, hasta donde lo permitan los gobiernos actuales. Otras experiencias profesionales: -Director del Festival Internacional de Música Clásica Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). -Director de la Oficina y Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008 organizado por la Diputación Provincial de Huelva, las Consejerías de Cultura y Educación de la Junta de Andalucía, los Ministerios de Educación y Cultura del Gobierno de España y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales de España, entre 2005 y 2008. -Asesor musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). -Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Conferenciante recurrente en programas educativos del Centro Andaluz de las Letras de la Junta de Andalucía y del Ministerio de Educación y de Cultura del Gobierno de España. Como escritor he colaborado con la prensa escrita, antes en Cuadernos de la Campiña, Huelva Información y los diarios provinciales del Grupo Joly, y ahora en la web semanalmente con Diario16.com y mensualmente en la revista en papel Diario16, publicando varios cientos de artículos. He contribuido con textos críticos y de creación esporádicamente con una multitud de revistas literarias. Junto al Catedrático Francisco Javier Blasco Pascual, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes (49 tomos) para la editorial Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ (junto al profesor Javier Blasco, 2013) -Obra y edición en JRJ. El Poema Vivo (2017) Además he preparado la edición, selección y prólogo de la antología del poeta granadino Premio Nacional de las Letras Antonio Carvajal: -Alzar la vida en vuelo (2014 y 2019) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016). -La Gloria del Mundo (2017) -Libro de los silencios (2018) [XXV PREMIO DE LA CRÍTICA ANDALUZA 2019] -Pintar el aire (2018, en colaboración con el pintor Miguel Díaz) -Las criaturas (Reedición 2019) -El mar de octubre (2020) También he publicado cuentos en diversas revistas físicas y virtuales y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012), y en 70 menos uno. Antología emocional de poetas andaluces (2016), coordinada por Antonio Enrique, entre otras. El jurado del XXV PREMIO DE LA CRÍTICA ANDALUZA de 2019 me ha distinguido con su Premio para Libro de los silencios. En el blog literario de Fernando Valls se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en las webs del Grupo Joly, de Diario16 y www.quenosenada.blogspot.com

5 Comentarios

  1. me parece algo repugnante si quieres que tu hija se la chupe a un alumno pues tu mismo o parecieres que tu hijo se la chupe a su amigo para probar como sabe a mandarina pues mejor no y porque no al vecino del quito pues también joder esto es corrupción de menores en estado puro pero si algún maestro no quiere dar las clases se puede contratar a un pedo filo para que le chupes la poya a el y por que parar hay con un poco de vaselina que se dejen sodomizar o penetrar la vagina de las niñas

  2. me parece algo repugnante si quieres que tu hija se la chupe a un alumno pues tu mismo o prefieres que tu hijo se la chupe a su amigo para probar como sabe a mandarina pues mejor no y porque no al vecino del quito pues también joder esto es corrupción de menores en estado puro pero si algún maestro no quiere dar las clases se puede contratar a un pedo filo para que le chupes la poya a el y por que parar hay con un poco de vaselina que se dejen sodomizar o penetrar la vagina de las niñas

  3. El hecho de hablar de esa manera me parece una groseria, además a la hora del sexo hacemos lo que nos da placer y cada uno en su intimidad hace lo que le va bien en su relación pero me parece que no es un contenido relevante para la educación de los hijos, y si yo soy la que la elijo yo no quiero que a los mios se lo enseñen porque cuando llegue el momento de disfrutar con el sexo lo harán de la manera que su creatividad les lleve pero no me parece que sea necesario imitar una felación y no es porque me sienta violentada, ni otras tonterias, ni otras cosas que se imagine el autor, veo que es contenido para vivir en intimidad y que no es necesario enseñar pues cada pareja elige para ellos la mejor manera de disfrutar de un buen sexo. Hay cosas que sobran. Y si para hablar claro hay que ser tan grosero por muchos estudios que tenga pongo en duda lo que dice. Se puede hablar de lo mismo y si tiene tantos estudios, sabrá como hacerlo sin ser un borde. Aunque ahora es moda si no los demás somos conservadores, etc…. lo que quiera inventarse, que por inventarse todos tenemos creatividad, con un lenguaje más apropiado.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre