Sara Bravo, quien murió con 28 años por atender a enfermos afectados de coronavirus sin la protección adecuada.

Oviedo acogerá esta tarde una nueva edición de los Premios Princesa de Asturias que tendrá al Covid como protagonista. De hecho, por el virus la ceremonia no podrá celebrarse en el Teatro Campoamor, como en ediciones anteriores, y será la madre de la primera médico muerta por coronavirus quien recoja, entre otros sanitarios, el reconocimiento a la Concordia.

Una quincena de personas, entre ellas la madre de Sara Bravo, la médico de familia de Mota del Cuervo que falleció a causa de la COVID-19 con 28 años, representarán el próximo viernes en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias al colectivo de sanitarios españoles, distinguido con el galardón de la Concordia por su lucha contra el coronavirus.

Hasta con el glamour puede el coronavirus en la ceremonia de los premios de más prestigio que entrega al Estado español. Esta tarde, pese al virus, recibirán esos galardones a los sanitarios españoles en primera línea contra la COVID-19 (Concordia); a los compositores Ennio Morricone y John Williams (Artes); la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y el Hay Festival (Comunicación y Humanidades); el economista Dani Rodrik (Ciencias Sociales); el piloto Carlos Sainz (Deportes); Anne Carson (Letras); los matemáticos Yves Meyer, Ingrid Daubechies, Terence Tao y Emmanuel Candès (Investigación Científica y Técnica); y GAVI, la Alianza para la Vacunación (Cooperación Internacional).

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre