lunes, 15agosto, 2022
25 C
Seville

La Ley Trans sale del Consejo de Ministros para permitir el cambio registral de nombre y sexo por voluntad del interesado

No es necesario aportar ningún documento, testigos, pruebas o informe médico que justique el cambio de sexo una vez la norma sea aprobada en el Parlamento

María José Pintor
María José Pintor
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La Ministra de Igualdad, Irene Montero, anuncia la aprobación del Consejo de Ministros de la Ley Trans. Una decisión que califica de «momento histórico». La norma, que ahora irá al Parlamento, permitirá el cambio registral de nombre y sexo por voluntad de la persona interesada.

Según explica Montero, «damos luz verde al inicio de la tramitación que va a garantizar la igualdad real y efectiva de las personas Trans y de las personas LGTBI«. No disimula la ministra que es un gran día y su satisfacción por sacar adelante una norma que ha dividido al Gobierno, al PSOE y al mundo feminista.

Detalle de la Ley Trans

Esta ley contempla que el cambio registral de nombre y sexo se pueda llevar a cabo por la simple voluntad de la persona interesada y sin la necesidad de aportar ningún documento, testigos, pruebas o informe médico que lo justifique.

La ley permite así, y esta es una de las cuestiones que más polémica y diferencias ha causado en el feminismo, que el cambio registral de nombre y sexo se pueda llevar a cabo por la simple voluntad de la persona interesada. Por tanto, no es necesario  aportar ningún documento, testigos, pruebas o informe médico que lo justifique.

Hoy es un gran día para Irene Montero, tras conseguir que salga adelante la Ley Trans en el Consejo de Ministros.

Los menores y el cambio de sexo

La Ley permite este cambio a partir de los 14. Los menores que quieran realizar el cambio de sexo y nombre entre los 12 y los 14 deberán hacerlo a traves de un juzgado. De los 12 años hacia abajo el texto permitirá sólo el cambio de nombre, aunque no de sexo. 

La norma prevé facilitar la filiación de hijos de lesbianas, la reproducción asistida para personas “con capacidad de gestar” y sanciones por las terapias de conversión, según ha explicado Irene Montero, que ha querido reconocer la labor del ministro de Justicia, Juan Campo, y su equipo, en la elaboración de la ley.

Por su parte, Campo ha querido también nombrar en esta labor para sacar adelante la ley a Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno. Como es sabido, esta ley ha creado mucha polémica entre Calvo y Montero y ha dividido al feminismo.

Fortaleza del Gobierno de coalición

Para Irene Montero, Esta ley Trans es también una muestra de la fortaleza del Gobierno de Coalición. «Incluso cuando hay que negociar somos capaces de dialogar, de cumplir con el acuerdo de coalición y que hacer política que mejoran la vida de la gente».

Recuerda la ministra de Igualdad que esta ley «de la cual son protagonistas los colectivos Trans y LGTBI» es muestra de la fortaleza de un Gobierno que hace políticas que mejoran la vida de la gente.

Para Irene Montero «esta ley nos coloca de nuevo a la vanguardia europea y esto es especialmente importante, en consonancia con un trabajo que realiza el presidente del Gobierno, por la igualdad y los derechos humanos» y recuerda su preocupación por otros gobiernos en Europa donde se persigue a las personas del colectivo LGTBI.

Montero no pasa por alto el incremento de las agresiones contra las personas homosexuales o trans. De hecho, recuerda que es la segunda causa de agresiones que más aumentan en número después de las raciales. Por ello, considera la ministra de Igualdad es que muy importante en la defensa y protección de los derechos de todas las personas y «un mensaje contundente para Europa».

Las personas del colectivo LGTBI podrán ser reconocidas por las administraciones por lo que son y por cómo son, explica Montero. También pone en valor «el derecho de los niños, niñas y niñes a ser escuchados».

El ministro de Justicia

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, explica la importancia de la norma en incorporar también derechos LGTBI de forma integral. Medidas de acción positiva para hacer frente a las discriminaciones, en el empleo, salud y educación.

Entre las medidas de la ley se recoge que las mujeres lesbianas, bisexuales y sin pareja tengan derecho a la reproducción asistida. Hasta ahora, también lo aclaraba Irene Montero, «Si no estaban casadas no se les reconocía a como madres, ahora lo searn aunque no estén casadas».

Quedaran prohibidas las terapias de conversión.Para Montero, es una grave vulneración de los derechos humanos.

También la norma recoge sanciones por discriminación al colectivo LGTBI.

Tanto el ministro de Justicia como la de Igualdad coincidir en afirmar que «este gobierno trabaja para la felicidad de las personas».

Para Juan Carlos Campo «éste va a ser un día recordado». A su juicio, «un gobierno que se precie tiene que tener un objetivo y es llevar la alegría a la sociedad a la que sirve».

La futura Ley, una vez que supere los trámites parlamentarios, reconoce derechos y marca obligaciones, explica el ministro de Justicia.

Así la norma sale del Consejo de Ministros con una triple dirección, según Campo: igualdad real y efectiva; prevención y eliminación de toda forma de discriminación; el procedimiento para la rectificación registral para la relativo al sexo.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído