El Congreso de los Diputados tramita hoy la ley de la eutanasia, cuenta con un amplio apoyo de todos los grupos, con la única oposición del PP y Vox

A favor están la mayoría de los partidos políticos con representación parlamentaria, y en contra se sitúan PP y VOX. El objetivo de esta nueva norma es regular la eutanasia como un derecho al que podrán acogerse quienes sufranuna enfermedad grave e incurable” o “invalidante” que cause “un sufrimiento insoportable”, que debe ser certificado por un médico.

Según el texto actual, entrará en vigor tres meses después de publicarse en el Boletín Oficial del Estado.

El paciente deberá “confirmar su voluntad de morir al menos en cuatro ocasiones a lo largo del proceso”, que se puede alargar algo más de un mes desde que lo solicita por primera vez, y en cualquier momento podrá echarse atrás o aplazar la eutanasia.

La ley contempla “el derecho de los médicos a la objeción de conciencia” y establece “la creación de una Comisión de Garantía y Evaluación en cada comunidad autónoma, Ceuta y Melilla, formada por médicos y juristas para controlar cada una de las peticiones.

¿Quién pude solicitarla?

Personas mayores de edad y «en plena capacidad de obrar y decidir«, siempre que lo haga de forma autónoma, consciente e informada. Debe tener la nacionalidad española, residencia legal en España o certificado de empadronamiento que acredite un tiempo de permanencia en territorio español superior a doce meses.

Cuando

Cuando las personas estén sometidas a un sufrimiento físico o psíquico que consideren intolerable por padecer una enfermedad grave e incurable con un pronóstico de vida limitado o un padecimiento grave, crónico e imposibilitarte, sin posibilidad de curación o mejoría apreciable. 

El paciente debe formular dos solicitudes de manera voluntaria y por escrito, dejando una separación de al menos quince días entre ambas, aunque el médico puede acortar este plazo si cree que existe un riesgo «inminente» de «pérdida de la capacidad» del enfermo para otorgar el consentimiento informado.

Comisión de Garantía y Evaluación

Antes de realizar la eutanasia, el médico responsable tiene tres días para poner el caso en conocimiento del presidente de la Comisión de Garantía y Evaluación de su comunidad autónoma. 

Cubierto por la Seguridad Social

La eutanasia estará entre las prestaciones del Sistema Nacional de Salud (SNS) para garantizar el acceso a todos los ciudadanos en condiciones de igualdad.

La prestación será de financiación pública pero la ley garantiza también su prestación en centros privados o incluso en el domicilio del solicitante. 

En cuanto a la labor de los médicos, el proyecto de ley establece la posibilidad a los profesionales de la salud de apelar objeción de conciencia en caso de no querer realizar esta práctica: «Se garantiza dicha prestación sin perjuicio de la posibilidad de objeción de conciencia del personal sanitario«, enuncia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre