El 24 de septiembre dos trabajadores de Alcoa A Coruña acudirán a los Juzgados de la ciudad para prestar declaración por videoconferencia. Uno de ellos es el presidente del comité de empresa. Les acaba de llegar una carta de citación en la que se les comunica que están siendo investigados por un Juzgado de Madrid por el altercado que hace seis meses ocurrió a las puertas del Congreso y que podrían ser acusados por un delito de atentado a la autoridad.

El próximo 4 de octubre, el secretario general de CCOO de Industria de Galicia también prestará declaración en Ferrol. Esos días el sindicato ha convocado una concentración en los dos juzgados para recordar “que defender a la clase obrera no es delito y exigir la derogación del artículo 315.3 del código penal. También han sido llamados a declarar cuatro diputados y diputadas de Unidas Podemos”.

A finales de julio un fondo suizo confirmó que se hará con el control de las fábricas de Alcoa en Avilés y A Coruña. La operación evitará el cierre de las dos factorías y garantizará la actividad y el pleno empleo. La buena noticia para los trabajadores y trabajadoras es que solo fue posible gracias a nueve meses de movilización y negociación.

La concentración del 28 de marzo frente al Parlamento no fue una protesta más. Las plantillas de los dos centros de trabajo veían que se les acababa el tiempo y que el Gobierno no cumplía lo acordado: “el empleo de 700 trabajadores y trabajadoras estaba en juego. A cambio, sufrieron una carga policial por la que ahora les investiga la Justicia”, ha señalado CCOO.

Unai Sordo secretario general de CCOO ha quiero “mostrar el apoyo del sindicato a las personas que están siendo investigadas judicialmente por los actos de la manifestación en defensa de Alcoa”, a través de un mensaje en Twitter.

Lamentablemente para el sindicato, la protesta a las puertas del Congreso tuvo momentos de tensión. Cuando los manifestantes reclamaron ocupar el espacio que les había autorizado la Delegación del Gobierno para celebrar la concentración, la policía derribó a quienes estaban en la cabecera. El secretario general de CCOO de Industria acabó en el suelo y a punto estuvo de ser detenido. Un trabajador de A Coruña no corrió la misma suerte. Se lo llevaron a comisaría y allí permaneció retenido durante un par de horas.

El sindicato condenó de inmediato lo ocurrido y “recordó que eran obreros y no delincuentes quienes se concentraban frente al Congreso. Solo exigían a los gobernantes presente y futuro para ellos y para sus familias”, han señalado.

El pasado viernes, Unidas Podemos denunció en el Congreso una “persecución política” después de que una jueza madrileña haya citado a los diputados Rafael Mayoral de Podemos, Yolanda Díaz de Galicia en Común, Antón Gómez-Reino y a la exdiputada Ángela Rodríguez de En Marea, todos imputados por un delito de “atentado contra la autoridad”, a la vez que han solicitado de manera urgente, la comparecencia del ministro del Interior. La manifestación se produjo el pasado 28 de marzo, frente al Congreso de los Diputados, por los trabajadores de Alcoa, que se saldó con una detención.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre