Diario16 ya publicó en el mes de diciembre de 2018 cómo la Justicia norteamericana estaba acorralando a los ciudadanos venezolanos que se enriquecieron bajo el paraguas de la corrupción de Rafael Ramírez en la petrolera nacional PDVSA. Muchos de sus socios se afincaron en Europa, pero, principalmente, en España. Nombres como Rafael Ramírez, Baldo Sansó, Jorge Neri, Nervis Villalobos (este acaba ser extraditado temporalmente a Estados Unidos), Raúl Gorrín, Francisco Neri, Alejandro Andrade, Diego Salazar, etc. se encuentran en múltiples expedientes en los que los Estados Unidos les acusan de, entre otras cosas y no a todos por igual, presunto blanqueo de capitales, corrupción internacional, evasión fiscal, pertenencia a organizaciones con ánimo de delinquir y, en algunos casos, tráfico de estupefacientes, según informó Swiss Info al hacerse eco de las informaciones de Gotham City en referencia a Gorrín. Son los llamados «bolichicos» o «boliburgueses».

Todo el dinero que estos ciudadanos sacaron del país y que han hecho llegar a España a través de redes de presunto blanqueo de capitales está siendo investigado por la Justicia de los Estados Unidos y ha generado una intensa colaboración con los órganos judiciales y fiscales españoles, según ha informado El Mundo.

En base a la información publicada por este diario, se ha señalado por parte de la Justicia estadounidense a Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía con Rafael Ramírez, como la pieza clave de una red de blanqueo de capitales procedentes de la corrupción en PDVSA. Ese es el dinero que están rastreando los organismos judiciales americanos. La propia Fiscalía española, además, considera a Villalobos como pieza clave de ese entramado.

Sin embargo, hay otros muchos de estos bolichicos que siguen operando en España y que el hecho de que se esté investigando el dinero sacado de PDVSA hará que se saque a la luz a todos estos ciudadanos que llevan vida de multimillonarios, que realizan grandes inversiones en los barrios más caros de Madrid o que compran empresas para generar pérdidas que presuntamente les permitan blanquear ese dinero, tal y como consta en diferentes querellas interpuestas en tribunales españoles.

Diario16 se ha puesto en contacto con las representaciones legales de algunos de estos empresarios que se han querellado contra alguno de estos bolichicos que se hicieron millonarios gracias a la corrupción en PDVSA y todos coinciden en el hecho de que se van a poner a disposición de las autoridades norteamericanas para facilitarles los conocimientos, documentación, datos y las rutas del blanqueo de capitales que han denunciado en los tribunales españoles y cuyos procedimientos aún están en fase de instrucción por culpa de la saturación de los juzgados o que, por los movimientos de leguleyo de los bolichicos, tendrán que ser dirimidos por la Justicia de los paraísos fiscales donde se han llevado las empresas de diferentes sectores, incluido el de los medios de comunicación. Entre esa documentación estaría, por ejemplo, el intento de «colocar» en España 12 millones de euros —procedentes de una de estas redes de sociedades fantasmas creadas por los bolichicos—  a través del Banco Popular, operación que esta entidad se negó a aceptar. Ese dinero, al parecer, se quedó en Luxemburgo.

Tal vez la aceleración tanto de las detenciones como de las investigaciones tenga que ver con el posicionamiento de Estados Unidos en favor de Juan Guaidó y en la necesidad moral que tiene éste de no ser relacionado con estos bolichicos. Tal vez las autoridades judiciales españolas estén ya hartas de que los juzgados se les llenen de denuncias y querellas contra estos ciudadanos venezolanos, por mucho que estén representados por eminentes despachos de abogados. Tal vez ha llegado el fin de la impunidad para que el pueblo de Venezuela recupere lo que es suyo por derecho. Sin embargo, lo que ya no podrán recibir es el dinero despilfarrado en botellas de Dom Perignon, en trajes de Brioni o de Alexander Amosu o en latas de caviar Almas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + diecisiete =