La justicia belga ha confirmado hoy que no entregará al Conseller Lluis Puig a España. El Tribunal de Apelación de Bruselas ha confirmado la sentencia que fue dictada por el juez de primera instancia que en agosto ya se pronunció al respecto, rechazando la tercera euroorden que emitió España contra los catalanes exiliados.

Es la tercera euroorden que obtiene un portazo desde la justicia belga en el caso de Puig. Las dos anteriores se rechazaron por defectos de forma.

La Fiscalía belga podría recurrir esta decisión -como hizo con la sentencia de primera instancia- y presentar un recurso ante la última instancia, el Tribunal de Casación.

El Tribunal de Apelación considera, al igual que ya hizo el de primera instancia, que el tribunal que está reclamando a Lluis Puig no es el competente para hacerlo. Una cuestión que ya han señalado distintos expertos en Derecho en España, puesto que los aforados del Govern deben ser juzgados por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en primera instancia, pudiendo recurrir después al Tribunal Supremo. Sin embargo, el hecho de haber sido juzgados directamente por el Tribunal Supremo es una cuestión que se ha denunciado desde el primer momento en el caso del procés, y ahora la justicia belga lo vuelve a señalar.

Además de este argumento procesal, el Tribunal de Apelación belga ha señalado que «valora como prueba que las instituciones españolas están vulnerando la presunción de inocencia». En la sentencia, además, se hace referencia al informe del grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias de la ONU que también señala la falta de competencia del Tribunal Supremo para conocer del asunto, así como de la falta de garantías para tener un juicio justo.

Suplicatorio en el Parlamento Europeo

Las sentencias que están dictándose sobre la extradición de Lluis Puig tienen una incidencia directa en la situación de los demás exiliados en Bélgica, como son Puigdemont, Comín, Ponsatí y Serret.

La próxima semana los tres eurodiputados exiliados comparecerán ante la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo dentro del proceso suplicatorio que hay abierto.

En caso de que el suplicatorio decidiera eliminar la protección como aforados al ser eurodiputados, conllevaría que sea la justicia de sus lugares de residencia quien decidiera sobre su extradición. En el caso de Puigdemont y Comín sería la justicia belga la que tuviera que resolver, y el precedente de Puig sienta un precedente incontestable.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Buen articulo. Lástima que noticias como esta no sean tratadas en el resto de medios de comunicación españoles.. Lo peor es que con la cantidad de horas que hay a diario en todas las televisiones, es más importante enseñar las nevadas en ciertos lugares donde nieva cada año.

    Sin palabras

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre