En Andalucía los datos de COVID-19 siguen en aumento, y entre sus provincias, la de Málaga es una de las que más está sufriendo la pandemia reportando hoy 478 positivos por PCR.

Esta semana se anunciaba la situación de transmisión comunitaria, un dato que revela que hablar de rebrotes se queda corto. Sin embargo, nada más dar esta información, desde el gobierno de la Junta de Andalucía se negó tal situación.

La Junta de Andalucía acaba de informar mediante un comunicado del cierre de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de la Serranía de Ronda motivando su situación por «falta de personal».

Esta falta de personal se debe a que el personal sanitario se encuentra en cuarentena después de haber estado en contacto con personas que han dado positivo al COVID-19. Este centro atiende a una veintena de pueblos, y aunque la Junta diga que garantizará la atención derivando a los pacientes a otros hospitales, la situación está generando alerta tanto entre los residentes del lugar como entre los grupos políticos de la oposición que ya han anunciado que exigirán explicaciones en sede parlamentaria.

Los pacientes que se encontraban ingresados en La Serranía de Ronda han tenido que ser trasladados a otros hospitales: «En estos momentos la Unidad de Cuidados intensivos del Hospital La Serranía de Ronda no se encuentra operativa debido al aislamiento domiciliario de una serie de profesionales pertenecientes a la misma, lo que no hace posible el desarrollo de la actividad asistencial de este servicio con la normalidad habitual». «Se han establecido los mecanismos y medios necesarios de coordinación, con todas las garantías de seguridad y calidad, para el traslado de pacientes a nuestros centros de referencia en aquellos casos en que sea necesario», han señalado en el comunicado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre