Tras finalizar el pasado curso escolar, la Junta de Andalucía prometió emprender un denominado “plan de choque” por valor de 2,5 millones contra las altas temperaturas en las aulas de 51 colegios públicos, elegidos entre los 6.000 edificios existentes en Andalucía pertenecientes a unos 4.500 centros, lo que supone sólo un 1,13% del total. El nuevo curso 2017-2018 se inicia en esta comunidad el próximo lunes 11 de septiembre y la Administración autonómica tampoco ha cumplido con lo prometido ya que incluso en algunos de los escasos colegios agraciados con esta mínima selección no se ha llegado a culminar con éxito la instalación completa de una climatización adecuada de los centros para paliar los meses de más calor, que en esta tierra no son pocos, según ha podido constatar Diario16 en algunos colegios consultados.

Asociaciones de madres y padres han confirmado a Diario16 que la instalación prometida de los aparatos de ventilación se ha quedado a medias y se han dejado aulas enteras sin climatizar porque los técnicos encargados de la valoración han considerado que eran zonas donde el calor apretaba menos que en las restantes.

Esta apreciación discrecional choca frontalmente con las temperaturas alcanzadas a finales del pasado curso escolar en varias aulas de Infantil del colegio público Joaquín Turina de Sevilla, donde claramente se superaron los 33 grados en el interior de estas mismas clases. Son algunas de las aulas que se han quedado sin ventiladores ya que los técnicos de la Junta han dejado precisamente sin cobertura un ala entera de Infantil en este colegio de las dos de que consta el centro.

Algunos de los escasos colegios del plan de choque veraniego se quedan con la instalación a medias de los ventiladores

No han sido las únicas clases sin la colocación de ventiladores, ya que tampoco los han puesto en la biblioteca, por considerar que allí “no se lee”, ni en el aula de música, de informática o de francés (aunque es un centro bilingüe), según informan fuentes del Ampa de este colegio sevillano.

Las reclamaciones exigidas por los padres y madres de los alumnos de este colegio concreto de Sevilla no se limitaban a estos ventiladores, ya que sus demandas se repiten año tras años sin que las administraciones local y autonómica les den una solución: ventanas nuevas, persianas homologadas según la normativa vigente, zonas verdes, toldos y bioclimatización. Nada de esto se ha ejecutado en este colegio, precisamente uno de los 51 agraciados este verano con el plan de choque de la Junta.

La insatisfacción de las Ampas no sólo no ha disminuido sino que, tras los resultados negativos de este plan de choque, anuncian que continuarán a mediados de septiembre con las protestas, que culminarán con una manifestación.

Tras las protestas, la Consejería de Educación accedió finalmente a finales de junio pasado a acometer un proyecto a corto y medio plazo para climatizar adecuadamente los colegios de la comunidad, después de varios años de protestas de las asociaciones de madres y padres de colegios públicos, que lamentan que los centros educativos sean los únicos de carácter público de la Administración autonómica que aún no cuentan con un adecuado sistema de climatización, en una región como la andaluza donde las altas temperaturas se mantienen durante varios meses del curso escolar.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre