Una empleada de la limpieza desinfecta este domingo el centro escolar afectado en Gerena a la espera de ser reabierto parcialmente.

En un incesante goteo de aulas confinadas de un número aún no concretado de centros educativos de Andalucía en solo una semana desde el inicio de las clases, el caso de un colegio de Infantil y Primaria de Gerena, en Sevilla, resulta paradigmático de la errática estrategia de la Junta de Andalucía de mantener la educación presencial en los colegios a toda costa pese a la profusión de casos positivos de covid-19. El único colegio de Infantil y Primaria (CEIP) de Gerena, un municipio de 7.500 habitantes situado a 26 kilómetros de la capital andaluza, el Fernando Feliú, mantendrá su actividad lectiva presencial pese a que se han notificado ocho casos positivos de covid-19, concretamente en una profesora y siete alumnos de diferentes aulas del centro. Y todo ello pese a que en un principio Educación decretó el cierre total del centro.

El Ayuntamiento de Gerena ha informado a las familias del municipio con hijos e hijas en este centro escolar que este domingo se ha procedido a una “desinfección extraordinaria de los edificios escolares, al margen de la limpieza que se realiza a diario, ya reforzada desde el inicio de curso”. La dirección del Colegio Público Fernando Feliú de Gerena, en coordinación con las autoridades sanitarias, ha acordado la suspensión parcial de clases en principio hasta este martes 22. Según el consistorio, la medida adoptada “sigue el protoloco establecido para esta situación”.

La Consejería de Educación, pese a los ocho casos de covid-19 detectados entre el alumnado y el profesorado de diferentes aulas de este colegio de Sevilla, pretende mantener las clases presenciales en el resto del colegio una vez desinfectadas las aulas este pasado domingo. La dirección del colegio ha informado a las familias sobre los cursos y grupos afectados. El Ampa Familias en la Escuela del colegio afectado ha informado que está pendiente del desarrollo de un claustro telemático para explicar cómo se desarrollarán las clases online entre los alumnos confinados, un total de diez aulas, durante los 15 días que durará la cuarentena.

Marcha atrás de Educación

La delegada de Educación de la Junta en Sevilla, Marta Escrivá, de Ciudadanos, había decretado en un principio el cierre total del colegio afectado por este brote de coronavirus, pero posteriormente dio marcha atrás tras comprobar que el cierre acarreaba la clausura del único centro educativo con que cuenta la localidad sevillana, ya que en el mismo se imparten clases desde Infantil hasta la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO).

El alcalde de la localidad, Javier Fernández, ha realizado una “llamada a la tranquilidad” en el municipio y reclama que se sigan en todo momento las indicaciones de las autoridades sanitarias pese a que la Administración andaluza ha cambiado de criterio en apenas unas horas y las familias aún no saben si tendrán que enviar a sus hijos al único centro escolar del municipio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre