Foto: Agustín Millán.

Once testigos, entre ellos el delegado del Gobierno de Madrid, José Manuel Franco, tendrán que declarar esta semana por la investigación abierta en los juzgados contra la manifestación del 8M y su responsabilidad en la divulgación del virus.

La jueza decide seguir adelante con la investigación a pesar de que la Fiscalía y la Abogacía del Estado solicitan archivar el caso.

Hoy José Manuel Franco irá a declarar ante la jueza.

La jueza que investiga si el delegado del Gobierno prevaricó al permitir manifestaciones como la del Día de la Mujer pese al avance del coronavirus ha desestimado los recursos de reforma presentados por la Fiscalía y la Abogacía del Estado en un auto en el que defiende su instrucción de los envites de ambas instituciones, que en diversos escritos cargaron contra ella negando que tuviese «habilitación legal» para investigar bajo estado de alarma. Reclamaban la nulidad de las actuaciones y el archivo de la causa.

En un auto dictado ayer, la jueza Carmen Rodríguez-Medel rechaza ambas pretensiones y defiende que lo que implicó la alarma fue “suspender los plazos, no imposibilitar la tramitación de todo aquello que no esté sujeto a plazo” es decir, «no ordena la paralización de la jurisdicción penal, sino que estipula que no puede tener por precluido ningún trámite a las partes como consecuencia» y ella no lo ha hecho.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre