Como ya hiciera a finales de agosto ante el juez de guardia, Juana Rivas, la madre que tuvo que entregar por mandato judicial a sus dos hijos menores de tres y 11 años a su padre, condenado por maltrato en 2009, ha vuelto a declarar sólo a las preguntas de su abogado en la citación de la titular del juzgado de Instrucción 2 de Granada, María Ángeles Jiménez, que la investiga por los presuntos delitos de desobediencia a la autoridad y sustracción de menores.

La madre de Maracena víctima de violencia de género, que estuvo este verano casi un mes en paradero desconocido con sus dos hijos, ha asegurado en su declaración de este martes que actuó así en todo momento con la única intención de proteger a sus hijos, según ha declarado ante los periodistas a la salida de los juzgados Juan de Dios Ramírez, letrado que ejerce la defensa de la investigada.

La jueza ha evitado en todo momento que su declaración se enmarcara en el supuesto maltrato del que ha sido víctima Juana Rivas, como así consta en la denuncia ampliada recientemente que interpuso en un juzgado de violencia sobre la mujer de Granada hace más de un año.

La defensa de Rivas cree que se genera “indefensión” al no tener en cuenta que es víctima de violencia machista

La juez de Instrucción 2 sólo ha querido ceñirse a los supuestos delitos de desobediencia y sustracción de menores, circunstancia que el letrado de Juana Rivas considera que le crea “indefensión” a su defendida.

La declaración de la investigada ha ido encaminada a contextualizar el “entorno de violencia hacia ella y sus hijos” por parte del progenitor de los menores, el italiano Francesco Arcuri, con quien ya están residiendo los niños en la pequeña localidad sarda de Carloforte. La jueza de Instrucción ha intentado en todo momento desvincular el contexto de presunta violencia machista en el que ha vivido Juana Rivas y ha querido ceñirse en exclusiva a los supuestos actos de desobediencia y sustracción de menores de que les acusa el padre.

“Resulta necesario un adecuado esclarecimiento del entorno en el que se produce y se ha producido” esta conducta de Rivas porque según su abogado en caso contrario “se cercenaría su derecho a la defensa y les generaría indefensión”, por lo que durante la declaración han hecho constar varias protestas.

Juana Rivas, que ha asegurado que aún no ha podido contactar con sus hijos desde que se marcharon con su padre a Italia, ha interpuesto a través de sus abogados un procedimiento de “inaudita parte” en Italia con el que intentar restablecer la comunicación “inmediata” y por videoconferencia con los dos niños.

3 Comentarios

  1. Esta jueza da vergüenza ajena. Me un absoluto asco y ganas de vomitarle encima. Servidora del patriarcado y cómplice de los feminicidios

  2. Esta jueza es una maravilla que alegría, dan ganas de nombrarla ministra de justicia, servidora de la justicia y la legalidad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre