Por primera vez en democracia, un partido nostálgico del franquismo accede a la Mesa del Congreso de los Diputados. Es sin duda un paso atrás y una vuelta al pasado que tendrán que apuntarse en su debe las izquierdas por su incapacidad para formar un Gobierno el pasado verano y por haber permitido el auge de la extrema derecha en las elecciones del 10N.

La mañana ha ido tal como quería la futura coalición PSOE/Unidas Podemos. Las socialistas Meritxell Batet y Pilar Llop han sido elegidas presidentas del Congreso y del Senado, respectivamente, para la XIV Legislatura, ambas en segunda votación, donde solo era necesaria una mayoría simple. Sin embargo, y aunque finalmente Vox se ha quedado fuera de las secretarías de la Mesa del Congreso, ha logrado la Vicepresidencia Cuarta. De esa manera, los ultras consiguen representación en el órgano de Gobierno de la Cámara Baja. El candidato de Vox, Ignacio Gil Lázaro, exdiputado veterano del PP, ocupará el cargo.

En general podría decirse que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han cosechado una gran victoria, ya que la Mesa queda configurada en su mayor proporción, casi mayoría aplastante, con el color rojo de la coalición progresista PSOE/UP: 6 cargos para las izquierdas frente a 3 de las derechas, rompiendo el 5 a 4 que pretendía lograr el Trío de Colón con el fin de bloquear las iniciativas legislativas que pudieran plantearse.

Lo que queda de la sesión de apertura en la Cortes es una derrota para los postulados conservadores. Es cierto que Vox entra en las vicepresidencias, pero se queda fuera de las secretarías y además resulta patente cierta división en el «trifachito». El plan intentado por PP y Cs para repartirse con Vox los cuatro miembros de las secretarías no ha prosperado. El PSOE ha cedido sus votos a su socio, Unidas Podemos, y las rencillas internas en el frente formado por Casado, Abascal y Arrimadas han hecho el resto. Vox se ha negado a ceder uno de los cargos a los que creía tener derecho y el PP ha acabado votando al candidato de Ciudadanos, aunque los votos no han sido suficientes para los naranjas. Así es como los ultras han perdido una secretaría, lo que ha hecho estallar una guerra “tuitera” entre populares y verdes, que han empezado a atizase duro en las redes sociales y a repartirse la culpas por el triunfo de la izquierda. Abascal ha abierto la refriega al asegurar en Twitter que “el PP ha preferido darle sus votos a Ciudadanos, es el único responsable de que el comunismo y el separatismo tengan mayoría en la Mesa del Congreso. Tomamos nota”.

En la votación en la Cámara Baja, el PSOE ha optado por garantizarse la vicepresidencia primera, donde ha colocado al andaluz Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Los socialistas han prestado sus excedentes de votos a Unidas Podemos, que ha situado a Gloria Elizo como vicepresidenta tercera, incorporando también los votos de los diputados independentistas de Junts y ERC. El PP, gracias al apoyo de Cs, ha colocado a Ana Pastor como vicepresidenta segunda de la Cámara. La formación naranja, como era de prever, se queda fuera de las vicepresidencias.

Las cuatro secretarías quedan constituidas, a su vez, por el común Gerardo Pisarello; la socialista balear Sofía Hernánz; el morado Javier Sánchez Serna; y el popular Adolfo Suárez Illana.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. vosotros y vosotras si que sois nostálgicos del franquismo, que parece que no podeis escribir más de dos palabras seguidas sin nombrarlo. No vi titulares parecidos cuando nostálgicos y nostálgicas de los asesinos y asesinas genocidas y genocidos comunistas y comunistos, accedían en mayo a puestos relevantes, y más cuando alguno procedían de la hez y de los estercoleros argentinos del peronismo/nazismos, cuyo héroe, el General Perón, se exilió en la España franquista. Parece ser que los españoles solo votan bien cuando votan lo que tu quieres, maja; pues no, ni periodistos ni periodistas ávidos de una subvención para continuar con vuestra profesión de juntaletras, vais a decidir lo que votan los españoles libremente. Ya se que a vosotros y vosotras no os gusta la libertad ni el cumplimiento de la ley, provenís de la herencia más rancia del catolicismo que ha hundido España. Pero tranquila, que no somos con el «señor» Lanza, y vuestras vidas están a salvo. Tened cuidado porque las purgas, crímenes y asesinatos siempre vienen del mismo lado, el socialista o sociolisto, inventores de los campos de concentración mucho antes que los nazis continuasen con su labor de exterminio. Alea Jacta Est

  2. Lla hera hora que seuniera la izquierda Porque las derechax enseguida se unen aunque no estén deacuerdo hacen una piña

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 5 =