La izquierda europea teme que la salida de la crisis del Covid19 vuelva a beneficiar a las grandes fortunas y empresas aumentando las tasas de desigualdad provocadas por las medidas austericidas y neoliberales adoptadas en la recesión de 2008. De ahí que un grupo de dirigentes e intelectuales europeos hayan lanzado hoy una campaña con el objetivo de adherir apoyos a la propuesta de aplicar «tasas de emergencia Covid19» y recaudar lo necesario para afrontar los gastos de la crisis sanitaria.

Los firmantes apuestan en su escrito por el reparto justo de la riqueza, gravando a las rentas más altas y patrimonios elevados, una propuesta abierta a los 27 Estados de la UE que se quieran sumar con el fin de crear el fondo especial solidario europeo y cuyos recursos se emplearán en las necesidades sociales de cada país para así contribuir de forma coordinada a abordar las necesidades más urgentes que ha generado la pandemia de Covid19, y que pasan por revertir los recortes.

Queremos contribuir al cambio de modelo productivo que Europa necesita, adaptándonos a los objetivos sociales y ambientales que precisan las clases populares y el planeta. Por eso proponemos la coordinación entre Estados con el fin que apliquen la lógica del bien común para cuando tengamos una vacuna contra el Covid 19», ha declarado Miguel Urbán, el eurodiputado de Anticapitalistas.

Las y los firmantes apoyan cuatro modalidades de tasas de emergencia:

  1. Gravamen del 3 por ciento a las ganancias empresariales superiores a 5 millones de euros obtenidas en el conjunto de Estados miembro por la facturación y actividad económicas realizadas en los mismos.
  2. Gravamen de un 3 por ciento del valor de mercado, estimado a 31 de diciembre de 2019, al conjunto de activos patrimoniales de cualquier naturaleza cuya suma sea de 1 millón de euros o superior. A partir de los 10 millones de euros se gravaría con un 5% el valor de mercado.
  3. Gravamen del 3 por ciento sobre el patrimonio de los fondos de inversión y sociedades patrimoniales del valor de mercado del conjunto de los activos patrimoniales de cualquier naturaleza estimados a 31 de diciembre de 2019.
  4. Gravamen del 3 por ciento sobre el valor de mercado de todos los importes patrimoniales transferidos por las personas jurídicas. Y de un 2% sobre el valor de mercado los importes patrimoniales transferidos por las personas físicas partir de la cantidad de 1 millón de euros.

La campaña considera que el Banco Central Europeo (BCE) debe cancelar todas las deudas que los Estados adquirieran para luchar contra la pandemia, o su transformación en deuda permanente desvinculada de los presupuestos actuales. Iniciativa que va ligada al impago unilateral de la deuda y a una auditoría ciudadana de la misma con vistas a no pagar la parte ilegítima.

Por otra parte, se apuesta firmemente por la suspensión de las ayudas a aquellas empresas que tengan sede, matriz o filial en paraísos fiscales o realicen fórmulas jurídicas societarias y fiscales que contribuyan a la elusión y al dumping fiscal. «Los Estados deben establecer sanciones económicas contra los países que dentro y fuera de la UE, actúan como paraísos fiscales con el objetivo de combatir el fraude fiscal y corregir la mermada capacidad recaudatoria», afirma Miguel Urbán.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre